Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Es para nuestro bien

Ahora bien, sabemos que Dios dispone TODAS las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. Romanos 8.28

 

Rumania: Pastor Richard Wurmrand

El pastor Richard Wurmrand abrió la pesada puerta de acero y entró en la gran habitación de concreto. Miró a su alrededor a los libros amontonados en el suelo. Con una amplia sonrisa y lágrimas en los ojos, recogió uno y se lo mostró a su amigo. Era una Biblia para niños en el idioma rumano.

 

Después de calmarse, dijo: “Yo estuve aquí donde ahora se encuentra este almacén. Estuve aquí mismo, diez metros bajo tierra e incomunicado por tres años. Nunca vi el sol ni la luna. Me golpearon casi a diario. Ahora las Biblias y mis libros están almacenados aquí ¡Dios no lo podría haber hecho mejor!”.

 

Cuando cayó el comunismo en Rumania en 1989, obreros de La Voz de los Mártires lograron comprar una librería y una imprenta grande de los comunistas caídos por un precio insignificante. El nuevo alcalde de Bucarest ofreció el almacén debajodel palacio de Ceausescu; ¡El lugar exacto donde Richard pasó años en prisión orando por un ministerio en su patria de Rumania!

 

Cuando Richard estuvo en la cárcel, los guardias le dijeron que nunca quedaría en libertad, ni haría ninguna otra labor útil para Dios.¡Hoy en día, su lugar de tortura se ha convertido en un lugar de ministerio!

 

Vainilla, mantequilla, azúcar, harina y cacao componen la lista de ingredientes para hacer un pastel de chocolate perfecto. Mezclando todos estos ingredientes hacemos un postre dulce. No obstante, si probamos la esencia de vainilla por separado su sabor es amargo. Asimismo, Dios es un experto cocinero, mezclando los ingredientes en nuestras vidas para hacer una ofrenda dulce a Él. Una experiencia individual por si sola quizá sea amarga; pero mezclada con todo lo demás nuestras vidas se convierten en una creación divina ¿Estás experimentando una prueba amarga ahora mismo? Espera para ver cómo Dios utilizará esa experiencia y traerá otros ingredientes a la mezcla. Confíe en Él, espere y vea.

“Usted solo puede ayudar a otros en proporción a lo que ha sufrido. Mientras mayor es el precio, más puede ayudar a otros. Mientras menores el precio, menos puede ayudar a otros. A medida que pasa a través de las pruebas ardientes, las tribulaciones, las aflicciones, las persecuciones, los conflictos, a medida que permite que el Espíritu Santo obre la muerte de Jesús en usted, la vida fluirá hacia otros, aun la vida de Cristo”. Watchman Nee.devocionextrema110.jpg

 

Devocional extraido del libro “Devocion Extrema” de La Voz de los Martires”

 



Ultimos comentarios

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: