Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Lo dijo y lo hará

¿Cuántos de ustedes que leen hoy este mensaje se encuentran esperando el cumplimiento de una promesa? Sé que no es tarea fácil y el desespero muchas veces llega como el escape de la realidad. La sabiduría popular dice que la espera es una virtud que muy pocos pueden cultivar, y esperar en el Señor pareciera difícil, pero mientras esperamos el cumplimiento de la promesa debiéramos preguntarnos más bien para qué Dios desea que esperemos, recuerda que los para qué responden a un objetivo, mientras que un por qué a una razón. Y es que muchas veces no estamos preparados para recibir la promesa y mientras lo hacemos, Dios nos prepara para recibirla. Abraham esperó mucho tiempo para ver la promesa de un hijo cumplida, pero lo que Dios había decretado lo cumplió y Abraham no murió esperando ver ese hijo, ¿no es así?.

Mira lo que dice la Palabra de Dios al respecto: “Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará?. Habló ¿y no ejecutará?” (Números 23:19 RVR1960).

Hay dos pensamientos que el enemigo querrá implantar en tu mente mientras esperas el cumplimiento de la promesa. Por un lado, te dirá que Dios es mentiroso y la razón por la que lo hace es porque aún no estás viendo el cumplimiento de tu promesa. Pero el hecho que esperes no significa que Dios sea mentiroso, simplemente debes entender que existe un propósito aún medio de esa espera. Por el otro, pondrá en tu cabeza que Dios se arrepintió de darte aquello que te prometió. Pues, ¿sabes algo? Como Dios no es hombre, Él no puede arrepentirse y mucho menos retractarse o ir en contra de lo que dice. Cuando el enemigo use estas dos armas en tu contra y le creas, ten mucho cuidado, pues tu fe puede empezó a flaquear y es necesario hacer lo que la Biblia nos exhorta: la fe viene por el oir la Palabra de Dios (Romanos 10:17 RVR1960), escucha Palabra de Dios.

Hoy el Señor te dice, “ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado” (Isaías 14:24 RVR1969). Hay que esperar en el tiempo de Dios, quizá ahora no estás preparado para ver el cumplimiento de esa promesa, más vale esperar en el tiempo de Dios que apresurarse a cumplir la promesa fuera de Su tiempo. Sara se equivocó al ofrecer a Agar a su esposo porque no veía el cumplimiento del hijo de la promesa. Si ha pasado por tu cabeza ayudar a Dios con tus fuerza, solo puedo decirte que cometerás un grave error.La Palabra nos enseña en Salmos 147:11 que, “se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia”, permite que Dios se complazca al verte esperar, esto es también obediencia. Espera en Dios y verás como recompensa el cumplimiento de la promesa en el tiempo perfecto. Espero que este mensaje haya llegado en un momento crucial en tu vida, Dios te bendiga sobreabundantemente. Si quieres ser de bendición, te invito a que compartas este mensaje con otras personas.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla



Ultimos comentarios
  1. omar argumedo
  2. Anderson Veliz
  3. Oscar Vázquez
  4. Sergio Meza Padilla
  5. Sergio Meza Padilla
  6. Sergio Meza Padilla

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: