Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Si tu castillo se viene abajo

Mis vacaciones transcurrían llenas de sol y arena. El tiempo era fantástico en la costa ese verano.
Esa tarde seguía yo con atención el progreso de dos niñas pequeñasimages.jpg que levantaban un gigantesco castillo de arena. Hora tras hora construían afanosamente.
Estaban dando los últimos detalles, cuando de repente, una ola derrumbó en segundos el castillo.
Me incorporé alerta, seguro que las niñas romperían a llorar desesperadamente por su roto castillo. Era tanto el esfuerzo que habían puesto….
Cuánto me sorprendió ver que ellos se levantaron, se tomaron de la mano y…¡riéndose corrieron a levantar el castillo de nuevo!.
-Anónimo popular-

¿Cuántas veces has visto tus sueños destrozados?
Si sientes que todo terminó allí, porque has visto caer tu vida en un momento, como un castillo de arena, reflexiona en la actitud de los niños.
Levántate y edifica de nuevo. Nunca te des por vencido.
Y siente la alegría de tener la oportunidad de vivir para reconstruir.

“Dios es nuestro amparo y fortaleza.
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Por tanto no temeremos aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar” Salmos 46.1



Ultimos comentarios

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: