Alianzas de fe

group-of-people-holding-cross-and-praying-in-back-lit-s-960x250
¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando oras con varias personas no recibes, pero cuando lo haces a solas sí tienes respuesta? Pueden existir varias razones por las que no recibamos respuesta alguna. Sin embargo, hoy deseo compartir con ustedes una y se llama ALIANZAS DE FE. Pero, ¿qué es una alianza de fe? Es la unión de varias personas que concurren en un mismo fin o propósito espiritual. Ese propósito hace referencia a dos cosas: (1) Deshacer y desautorizar las obras del reino de las tinieblas, y (2) Quitarle la potestad sobre el hombre, a través de una liberación o de una sanidad.
¿Sabes por qué el Señor Jesús invitaba solamente a ciertos discípulos a venir con Él cuando el poder de Dios iba a actuar sobre la humanidad de una persona? La respuesta está en las alianzas de fe. Mira este pasaje de las Escrituras:
“Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva. Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan, y al padre y a la madre de la niña. Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: No lloréis; no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta. Mas él, tomándola de la mano, clamó diciendo: Muchacha, levántate. Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer” (Lucas 8:49-54 – RVR1960).
Para hacer alianzas de fe es necesaria una koinonía espiritual, es decir una comunión espiritual en la que se compartan ayuno y oración. Asimismo, es menester que quienes participen de esta alianza tengan el mismo nivel de fe. Por esa razón el Señor Jesús solo actuaba con algunos discípulos algunas veces, y en otras lo hacía completamente solo. La misma Palabra nos enseña “¿andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo? (Amós 3:3 – RVR1960).
Y como dato curioso en este día, ¿alguna vez contaste el número de personas que estaban con el Señor Jesús durante este episodio? No. Bueno, déjame decirte que fueron siete, contémoslas. Pedro, Jacobo, Juan, Jairo y su esposa, ya van cinco. Jesús y la niña serían siete. ¿Sabes qué significa el número siete? “El siete es el número de la perfección, generalmente con un énfasis espiritual. En Hebreos, la palabra “siete” es “Chevah” que viene de la raíz “Sabah”, que quiere decir lleno o satisfecho, tener suficiente” (Tomado de http://el7numeroperfecto.blogspot.com.co/2011/04/la-biblia-y-el-numero-7.html). Increíble, hasta en esto Dios tiene el control. Para que ese milagro fuera completo bastaba solo de siete personas, ni una más ni una menos.
Nunca olvides esta gran lección: una alianza de fe puede determinar grandes cosas a nivel sobrenatural en tu vida. O por el contrario, puede determinar tu fracaso en el reino de las tinieblas. Cuando las personas a tu alrededor no crean en lo que tu fe puede hacer, es tiempo de revaluar con quién te estás aliando para contra el reino de las tinieblas. Si tu medida de fe no es directamente proporcional a la que ellos tienen, entonces no están en comunión y tampoco están de acuerdo, por ende no podrán andar juntos.
Espero que este devocional haya hablado tremendamente a tu vida. Dios te bendiga poderosamente. No olvides ser de bendición y compartir este mensaje con otras personas.
Bajo la guía del Espíritu Santo de Dios,
Sergio Meza Padilla


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: