Ataque

De las cosas más atacadas por el enemigo, la familia y más si son creyentes, porque sabe perfectamente que, si logra desestabilizar ese núcleo, muchos miembros se perderán, entrará raíz de iniquidad a tu casa y así habrá logrado ganar una batalla más. En el libro de Génesis, vemos cómo el enemigo no atacó solamente a la mujer o al hombre, sino lo que ellos representaban: la familia. Dice la Palabra en Génesis 3:1 RVR1960, “pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol del huerto?” El objetivo del diablo no era destruir al hombre, era acabar algo que Dios había establecido en el Edén, es por ello que, buscará sin cesar destruir tu familia.
Veamos, pues, cómo el enemigo puede entrar a tu casa y qué puedes hacer para contrarrestar sus ataques. Lo primero que debes entender es que el enemigo es astuto. Según el diccionario de la Real Academia, alguien astuto es “hábil para engañar o evitar el engaño o para lograr artificiosamente cualquier fin”. En este orden de ideas, el enemigo usará su arma favorita, una mentira y la usará para engañarte, persuadirte. Si logra esto es porque descuidaste tu comunión con Dios y le diste cabida. Tal vez Eva descuidó su relación co Dios en el Edén y empezó a escuhar la voz que no debía. Para contrarrestar esta artimaña, debes hacer lo que la Palabra nos exhorta: “no le den oportunidad al diablo” (Efesios 4:27 DHH). El enemigo solo necesita una oportunidad para robarte lo que Dios te ha entregado, es por ello que, no podemos darle cabida, porque aprovechará bien lo que le brindes.
Finalmete, ¿cómo puedes contrarrestar las artimañas de satanás? La misma Palabra lo enseña: “para que Satanás no saque ventaja alguna sobre nosotros, pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11 RVR1995). El adversario tomará ventaja sobre ti en el instante en el que ignores que viene al acecho. Y sus maquinaciones consisten en robarte lo que el Padre te ha dado, destruirte como creación suya y matarte, porque las Escrituras dicen que él es homicida desde el principio (Juan 8:44). El enemigo no vendrá solo por ti, vendrá por el paquete completo, no lo dudes. Por ello es la Bibia nos enseña “que nadie se sienta seguro de que no va a pecar, pues puede ser el primero en hacerlo” (1 Corintios 10:12 TLA). No te descuides ni por un instante, él viene al ataque. Espero que esta palabra haya llegado en un buen momento a tu vida, no olvides compartir, sé de bendición.
Bajo la guía del Espíritu Santo,
Sergio Meza Padilla.



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: