Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

COMUNICACION DIRECTA

Comunicación directa

No vi ningún templo en la ciudad, porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero son su templo (Apocalipsis 21: 22).

LA ADORACIÓN ESPIRITUAL EN LA QUE DIOS está interesado es importante, porque no pone límites al poder y la presencia de Dios, no rebaja su dignidad y grandeza, y hace que la adoración sea un principio universal. A través de la mente podemos comunicarnos con Dios, y él puede comunicarse con nosotros en todo tiempo y lugar.

No debemos pensar que Dios solo quiere revelarse al ser humano por medio de la vía espiritual. El esquema de comunicación divina del Edén será válido por los siglos de la eternidad. En el Edén, Dios se comunicaba con nuestros primeros padres cara a cara. A causa del pecado, usó intermediarios y una comunicación espiritual. Satanás, en cambio, engañó a los seres humanos con la sugerencia de que hicieran imágenes y objetos, para que compensaran de ese modo la pérdida de la comunicación personal. Esto, como vimos al estudiar el segundo mandamiento, degrada la adoración de Dios, porque degrada su grandeza.

En el libro de Apocalipsis vemos que el ideal de Dios es restaurar la comunicación libre y directa con el Creador, como existía en el Edén. Se nos dice: «Ya no habrá maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad. Sus siervos lo adorarán; lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente» (Apoc. 22: 3, 4). Cuando ya no exista el pecado ni los pecadores, la adoración de Dios será como la planeó desde el principio. Una adoración que involucrará a todo el ser, y que por lo tanto será perfecta. Veremos a Dios cara a cara. Ya no habrá más intermediarios. Por eso, el profeta de Patmos no vio templo en la tierra nueva. Ya no habrá cortinas ni puertas que sean un obstáculo para gozar la presencia de Dios. El sistema antiguo de comunicación indirecta será obsoleto.

Sacrificios desvirtuados

Harto estoy de holocaustos de carneros y de la grasa de animales engordados; la sangre de toros, corderos y cabras no me complace. ¿Por qué vienen a presentarse ante mí? (Isaías 1: 11, 12).

DIOS LE DIO A SU PUEBLO el ceremonial del santuario para instruirlos en los elementos esenciales del plan de la salvación. Esto a causa de la degradación espiritual padecida por los años en Egipto. El tabernáculo en sí era un símbolo de su presencia, y su ritual era signo de la obra que Cristo realizaría por ellos en el futuro. Pero todo era transitorio y provisional, porque eran símbolos e ilustraciones; nada era permanente en sí. Estos símbolos caducarían cuando viniera la realidad que señalaban.

Pero Satanás es maestro del engaño y la falsificación. Así como había pervertido la institución del sacrificio sencillo de la era patriarcal, cuando llevó a los hombres a sacrificar toda clase de animales y hasta seres humanos, corrompió también el ritual del santuario hebreo. Llevó a los judíos a la creencia de que el santuario y su ritual eran un fin en sí mismos, y no algo transitorio y provisional, válido solo hasta que viniera la nueva revelación prefigurada en ellos.

Para el tiempo del templo de Salomón, «sus servicios estaban corrompidos con las tradiciones y prácticas del paganismo; y al cumplir los ritos de sacrificios no miraban más allá de la sombra de la realidad. No discernían a Cristo, la verdadera ofrenda por los pecados del hombre. El Señor decidió llevar a su pueblo a la cautividad y suspender los servicios del templo, a fin de que las ceremonias externas no llegaran a ser el todo de su religión. Los principios y las prácticas debían ser purificados de paganismo, el servicio ritual debía cesar a fin de que el corazón pudiera ser revitalizado. Fue quitada la gloria exterior para que pudiera revelarse la espiritual» (Alza tus ojos, p. 159).

Que Dios te bendiga,

Pedidos de oración cielo77014@hotmail.com

Agosto, 24 2010



Ultimos comentarios
  1. MARIBEL SANCHEZ C

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: