Conforme a Su voluntad

guiado
Recuerdo que cuando era niño no siempre me daban lo que pedía en casa. Y más aún cuando se trataba de dinero, mis padres siempre restringieron el hecho de dármelo. Pero sí veía cómo a otros amigos míos les daban dinero y hacían lo que ellos querían, y simplemente no entendía el proceder de mis padres. Incluso llegué a pensar que eran malos, pues no me daban lo que yo quería. No obstante, ellos sabían qué era lo mejor para mí. Ahora que camino con el Señor me doy cuenta que la historia no ha cambiado mucho, la diferencia es que ya sé por qué en ocasiones mis padres me decían NO y por qué Jehová Dios a veces me dice NO igualmente.
No todo lo que pidamos a Dios Padre, Él está en el deber de dárnoslo. Ese es un pensamiento erróneo de los hijos de Dios. Existe una condición bien importante para esto, veamos qué dice la Palabra al respecto:
“Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye” (1 Juan 5: 14 – RVR1960).
La condición para recibir lo que pedimos es sencilla: conforme a Su voluntad. ¿Es Su voluntad que tengas esa cantidad de dinero? ¿Es Su voluntad ese cambio de empleo? Quizá estás en ese lugar porque hay propósito. No recibimos respuestas de parte de Dios, porque no estamos alineados con los planes que tiene para nosotros. Queremos y deseamos cosas que muy probablemente con el tiempo nos alejen de Él. O, simplemente, pedimos y después nos alejamos, es decir llegamos a creer que Dios es semejante a un cajero automático, el cual usamos solo cuando queremos dinero. ¿Cómo crees que se habrían sentido tus padres si hubieras actuado de esa manera, llegar delante de ellos solo para pedirles algo? Tristes, no creo posible otra respuesta. Y, ¿qué te hace pensar que Dios no se sentiría igual?.
Creo que una de las razones principales por las que la iglesia de Dios no recibe muchas respuestas en este tiempo la tiene Santiago 4:3 – RVR1960Y: “pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”, pues siempre estamos pensando en el dinero, las comodidades, en el vivir bien, pasarla rico, etc. Y no me tomes a mal, todo eso está bien, lo malo es olvidar que en el mundo tendremos aflicción y es a través de ellas que Dios moldeará nuestro carácter y formará a ese varón perfecto enteramente preparado para toda buena obra. La única persona que sabe lo que te conviene es Dios Padre, no reniegues si a veces tu respuesta es NO, más bien “dad gracias a Dios en todo” (1 Tesalonicenses 5:18 – RVR1960).
Pero qué difícil es aceptar que siempre es la voluntad de Dios la que debe hacerse en mi vida, pues estábamos acostumbrados a guiarnos por nuestro propio consejo y ahora somos guiados por Él y hacemos Su voluntad. Debemos siempre hacerlo todo conforme a Su voluntad y confiar que aún un NO de parte del Señor es una buena respuesta. Tranquilízate, Dios siempre es bueno, recuerda Su promesa “porque Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros” (Jeremías 29:11 – RVR1960). Si eres guiado por Él, entonces tendrás éxito en todo lo que emprendas, si te dejas guiar por Su voluntad, entonces sabrás que no todo te conviene y Él, aún en esos detalles, te guarda, pues Él es tu vallado de protección.
Dios te bendiga sobreabundantemente en esta bella mañana. No olvides ser de bendición, comparte este mensaje con otras personas. Feliz y bendecido día.
Bajo la guía del Espíritu Santo de Dios,
Sergio Meza Padilla


Ultimos comentarios
  1. SERGIO DURAN DE LA O
  2. Sergio Meza Padilla

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: