Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

DIA GLORIOSO

Día glorioso

Si llamas al sábado «delicia», y al día santo del Señor, «honorable»; si te abstienes de profanarlo, y lo honras no haciendo negocios (Isaías S8: 13).

EN ESTE PASAJE VEMOS CON CLARIDAD cómo debemos considerar el día de reposo que Dios nos dio. Nos dice que el sábado debe ser honrado Oirás versiones traducen “venerar”. ¿Qué significa “venerar” algo? Es tratarlo con profundo respeto. El día de reposo merece nuestro respeto, no porque sea un día que tenga elementos mágicos, sino porque fue dado por Dios, quien merece todo nuestro respeto y veneración. Deshonramos al Dios del sábado cuando no lo observamos cómo él quiere.
El pasaje añade que el sábado debe ser una “delicia”. ¿Qué es una “delicia”? Es algo que nos trae felicidad y que nos gusta mucho, algo que nos causa un intenso placer. El sábado nos trae una inmensa dicha cuando lo vemos como la oportunidad para estar en comunión con Dios, para compartir tiempo y amistad con otros, y para gozamos con el compañerismo de la familia. Si el sábado no nos trae esa profunda alegría, no hemos experimentado su significado. Notemos: «El amor de Dios ha puesto un límite a las exigencias del trabajo. En su día reserva a la familia la oportunidad de tener comunión con él, con la naturaleza y con sus prójimos» (La educación, p. 245)
«El sábado y la familia fueron instituidos en el Edén y en el propósito de Dios están indisolublemente unidos. En ese día. Más que en cualquier otro nos es posible vivir la vida del Edén.
También nos dice que el sábado debe ser un día honorable. Otras versiones traducen esta palabra como “glorioso” ¿Qué es algo “glorioso”? Es lo que se considera que tiene gran prestigio y mucho aprecio, que es digno de honor y alabanza Por eso: «Necesitamos cultivar un espíritu de verdadero culto, un espíritu de devoción hacia el santo día de Dios. Debemos congregamos todos confiando en que recibiremos consuelo y esperanza, luz y paz del Señor Jesucristo* (La fe por la cual vivo. p. 37).

Que Dios te bendiga,

Julio, 01 2010



Ultimos comentarios
  1. Monik
  2. Pastor Victor
  3. fernanda
  4. Sandra

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: