«¿Dónde están los juguetes?»

landscape
Imagen por Stirling Council

(Canción cantada por Carlos Rey en audio y en video)

—Mamá, ¿dónde están los juguetes?
Mamá, el Niño no los trajo.

—Será que no vio tu cartica
que pusiste en la noche sobre tus chancletitas.

—Mamá, hoy me siento muy triste;
Mamá, el Niño no me quiere.

—Será que tú hiciste algo malo
y el Niñito lo supo; por eso no los trajo.

—Mi amor, ya no te sientas triste;
mi amor, si a tu lado me tienes.
//Y así esperaremos juntos,
rezaremos al cielo hasta el año que viene.//

«¿Qué hay de aquella voz que preguntaba a su mamá dónde están los juguetes? —pregunta Valentina Lares Martiz en Caracas como corresponsal de El Tiempo en diciembre de 2006, aludiendo a la canción del compositor venezolano Oswaldo Oropeza—…. Raquel Castaños se hizo célebre… con “Mamá, ¿dónde están los juguetes?”…. Su vida quedó enclavada en el mundo del espectáculo desde que grabó esa canción a los siete años, cuando era integrante del coro infantil Los Pájaros.

»… Castaños [es] hoy referencia obligada para todo el que quiera saber de la canción venezolana. Más de treinta discos engrosan su hoja de vida…. “Raquelita”: Así la llaman aún muchísimos venezolanos, que no pueden dejar de verla como la niña prodigio….»1

De ahí que la periodista colombiana pregunte qué fue de la niña venezolana que interpretó la canción. Pero ¿qué de los niños de carne y hueso que representa aquel niño creado por su autor? Esos son los genuinos protagonistas de la canción, los que no reciben juguetes ni en la Nochebuena ni en el Día de los Reyes… mientras que otros niños alrededor del mundo reciben tantos juguetes que no saben ni qué hacer con ellos. A los niños que no reciben nada, la Navidad los decepciona por completo. Por razones ajenas a su voluntad y a la de quienes cuidan de ellos —si son lo bastante afortunados para tener a alguien que los cuide y los quiera— han de conformarse cada año con esperar a ver si el destino les depara algo mejor el año que viene.

¡Qué triste que, además de carecer de lo que otros dan por sentado, muchos de esos niños malnutridos crecen creyéndose el cuento de que la culpa de su privación la tiene Dios o la tienen ellos, presuntamente porque el Niño Dios pasó de largo por su casa, o se hizo el de la vista gorda, o no tenía tiempo para leer su carta, o los está castigando por haberse portado mal! Lo cierto es que Jesucristo, aquel Niño Dios que vino al mundo para hacerse hombre y vivir rodeado de niños como ellos, no los quiere castigar sino perdonar cuando hacen algo malo y le piden perdón, porque sí los quiere. Cristo ama tanto a los niños que dio su vida por ellos para que pudieran vivir en el cielo por toda la eternidad,2 que vale infinitamente más que todos los juguetes del mundo.

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1Valentina Lares M., «“Himnos” navideños son venezolanos», eltiempo.com, 24 diciembre 2006 <http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM‑2327542>; Valentina Lares Martiz, «Canciones de Navidad más famosas en América Latina y sus intérpretes son de origen venezolano», eltiempo.com, 26 diciembre 2006 <http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS‑3379010>.
2Mr 8:36-37; 10:13-16; Jn 1:14; 3:16; 1Jn 1:9

Un Mensaje a la Conciencia

Palabras claves:, ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *