Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

EXAMINA TU CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Examina tu crecimiento espiritual

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios que habitar en moradas de maldad. Salmo 84:10

Hace muchos años que descubrí que mi crecimiento físico se detuvo. Llegue a 1.72 m de altura, y deje de crecer. Pero ni mi médico ni yo estamos preocupados. Es natural llegar a un punto en el que no se crece ni un milímetro más.
No ocurre lo mismo con el crecimiento espiritual. La palabra de Dios nos ordena crecer cada día espiritualmente. Si esto no sucede, deberíamos alarmarnos. La Biblia nos amonesta de la siguiente manera: “Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Ped. 2:2). ¿Como podemos saber que estamos creciendo en todo los aspectos de la vida cristiana? Puedes saberlo si:
· Prefieres pasar tiempo con Dios por encima de todas las cosas. Cuanto más tiempo permanezcas con el Señor, mas semejantes a el serás.
· procuras celosamente encontrar momentos de quietud para orar y estudiar la Biblia.
· Reconoces la presencia de Dios en todo momento y lugar, no solamente el día de reposo y en el templo.
· aprovechas toda ocasión para decirles a otras personas todo lo que Cristo ha hecho y esta haciendo en tu vida.
· Tu deseo de obedecer a Dios llega a ser más intenso y el deseo de pecar se vuelve menos atractivo.
· Demuestras tu profundo amor por el Señor dedicando tiempo para adorarlo y alabarlo.
· Sientes que tu fe crece y se fortalece
· Consideras que cuanto sucede en tu vida viene de Dios o ha sido permitido por él.
· Estimas un privilegio devolver tus diezmos y entregar ofrendas, y nunca consideras que servir en la causa de Dios sea una carga.
· Procuras descubrir la voluntad de Dios en cada prueba, y consideras que las pruebas son oportunidades para creer.
· Sientes dolor profundo y gran desesperación cuando pecas, pero te arrepientes e inmediatamente pides perdón.
· Eres consciente de todas tus debilidades.
¿Estás creciendo en la búsqueda de la madurez de tu carácter cristiano? Sigue el consejo del texto hoy. Busca a Dios cada día y alaba su santo nombre.
Que Dios te bendiga,

Agosto, 22 2009

¡Jehová, va a cambiar, tu historia hoy aquí!

Si tienes un pedido de oración envíalo a cieloestrellaazul@hotmail.com
Oramos por ti



Ultimos comentarios
  1. irma campuzano espinoza
  2. VERONICA ESCAMILLA

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: