LIBRES PARA AMAR

Libres para amar

Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo (Efesios 5: 31).

LA SEGUNDA ILUSTRACIÓN QUE PABLO usa para indicar que el pecado, que antes nos dominaba, ya no debe regir nuestras vidas, es la relación matrimonial. Notemos sus palabras: «Por ejemplo, la casada está ligada por ley a su esposo solo mientras este vive; pero si su esposo muere, ella queda libre de la ley que la unía a su esposo. Por eso. Si se casa con otro hombre mientras su esposo vive. Se le considera adúltera. Pero si muere su esposo, ella queda libre de esa ley. Y no es adultera aunque se case con otro hombre (Rom. 7: 2. 3).
En este texto. Pablo parece hablar de la relación del cristiano con la ley. No con el pecado. Pero al leer más profundamente, nos percatamos que también habla de la relación con el pecado, pues el pecado viene por causa de la ley. La ley hace que el pecado florezca, y que los individuos se den cuenta de cuan pecaminosos son. Sin la ley. El pecado está muerto, nos dice el apóstol. En la ilustración, la mujer está obligada a obedecer a causa de la ley que rige la relación conyugal con su marido. La mujer no es libre para casarse con otro mientras el esposo viva. Pero si este muere, la mujer queda libre para casarse con quien quiera. De este modo, dice Pablo, el ser humano estaba obligado a obedecer al pecado por causa de la ley que lo someta. Pero cuando Cristo vino, nos liberó de la ley del pecado y de la muerte, convirtiéndonos en seres libres para elegir a nuestro nuevo esposo. La idea es la misma Cristo nos hace libres. El llega a ser. Nuestro nuevo marido, a quien debemos lealtad y devoción. Si no lo hiciéramos, estaríamos en adulterio espiritual.
Antes estábamos casados con un esposo cruel que nos maltrataba, y que hacia su voluntad en nosotros. Pero murió. Cristo vino, sepultó nuestros pecados y nos hizo libres. Independientes para amarlo con devoción y lealtad inquebrantables.

Que Dios te bendiga, oramos por ti!

Abril, 02 2010



Ultimos comentarios
  1. BEATRIZ

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: