Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Obstáculo

El principal obstáculo con el que el creyente se encuentra para no cumplir ni el propósito ni la voluntad de Dios en su vida es él mismo. No es la pareja, o el trabajo, o la familia, o los estudios. Es necesario tomar una decisión radical que le permita al Señor hacer Su perfecta voluntad en nosotros. Si al momento de escuchar la voz y atender al llamado hiciéramos caso, muchas cosas maravillosas sucederían en nuestras vidas. Mira lo que dice la Palabra de Dios en Éxodo 34:10 (RVR1960):
“Y Él contestó: he aquí, Yo hago pacto delante de todo tu pueblo; haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna, y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; PORQUE SERÁ COSA TREMENDA LA QUE YO HARÉ CONTIGO”.
 
¿Por qué nos cuesta creer tanto en Palabras como estas? Sencillo, porque el enemigo siempre intentará menospreciarte e implantará fortalezas mentales como: ¿quién eres tú para que Dios se fije en ti, tú no tienes nada para que Dios se fije en ti?, o Dios no se puede fijar en un pecador como tú. Amado, si este ha sido tu caso, te aconsejo escuchar la voz correcta y empezar a creer que tu Dios es el Dios de los imposibles (Lucas 1:37) y si Él te llamó es porque conoce perfectamente lo que hay en tu corazón (Jeremías 17:10) y conoce todo tu potencial, pues Él fue quien te creó (Jeremías 1:5).
 
Cada creyente que Dios levanta, lo capacita, lo equipara con un dones distintos para Su obra. Así como Moisés tenía una vara, Dios a ti también te ha regalado algo, ¿cuál es ese don que Dios te dio? Si aún no lo has descubierto, entra en oración y pregúntale qué te ha regalado para conquistar el mundo para Su gloria, para hacer Su voluntad y cumplir el propósito por el cual fuiste llamado desde mucho antes de la creación. En Juan 14:12, dice la Palabra de Dios que, “el que en Mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará”, ¿qué esperas para creer que Dios hará maravillas y cosas tremendas contigo? Es tiempo de permitir que Él haga Su perfecta voluntad en ti. Dios te bendiga poderosamente, no olvides compartir este mensaje con otras personas. Feliz y bendecido inicio de semana.
 
Bajo la guía del Espíritu Santo,
 
Sergio Meza Padilla


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: