Regalo

¿Cuál ha sido el mejor regalo que te hayan dado? Al escucharla me remonto a las clases de inglés y a las veces que la hice a mis estudiantes, pero me hace reflexionar grandemente, ¿sabes? Porque sé que muchos se remontarán a su infancia y otros recordarán su juventud. Pero, realmente ¿cuál ha sido tu mejor regalo? Piénsalo otra vez, porque sé que muchos de esos regalos quizá ya hoy no existan. Hay muchas personas que desconocen que la salvación es el mejor de todos los regalos que puedas tener y, a diferencia de otros regalos, este es por la eternidad, nada lo puede corromper, no gasta. No obstante, lo que me entristece es que, como todo regalo, en nosotros está la posibilidad de aceptarlo o no y muchos deciden no aceptarlo.

¿Sabías que el amor es demostrativo? Sí, Dios nos ha demostrado de formas distintas cuánto nos ama. El Señor Jesús confrontó a sus discípulos al decirles, “si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos” (Juan 14:15 DHH).  ¿Sabías que, de la creación, todo fue creado por medio de la Palabra menos el hombre?  Mira la que dice la Palabra al respecto, “Dios, el Señor, modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida y el hombre se convirtió en un ser viviente” (Génesis 2:7 BLPH), wow qué tremendo esto, que Dios se haya tomado el trabajo de formarte significa que te tiene un gran amor, eres muy especial; por ello, cuando se dio la caída del hombre, tuvo que haber pensado en un Plan que le devolviera al hombre todo cuanto había perdido en Edén, incluyendo la vida eterna, ése es el mejor regalo que jamás puedas recibir. Y ese regalo vino en envoltura de hombre, esto es lo que dice la Biblia al respecto: “pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16 DHH).  Al desobedecer Adán el mandato del Señor, le dio potestad al enemigo de robarle la mayor de las bendiciones: la vida eterna.  Hoy el hombre vuelve a tener esa posibilidad después de la muerte física, pero lamentablemente menosprecia el sacrificio de Jesús en la cruz para entregarse a su propia concupiscencia.

Lamentablemente, el pecado hizo que nuestra comunión con Dios ya no fuera la misma. Pero la venida del Señor Jesús hizo posible otras cosas, por ejemplo: Juan 14:6 DHH, “Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por Mí se puede llegar al Padre”, lo cual quiere decir que Él es el único camino hacia esa reconciliación, Él es tu mejor regalo, Él es el camino que conduce hacia la vida eterna que te fue arrebatada. Ahora, déjame preguntarte una vez más, ¿cuál ha sido el mejor regalo que te hayas recibido? Sin duda sé que ya no te remontarás a tu infancia ni tu adolescencia, sino que te remontarás a aquel día que Dios usó a alguien para hablarte de Jesús. Yo aún recuerdo ese día cuando alguien me compartió de Jesús como si fuera ayer. Hoy tú y yo podemos ser ese instrumento que Dios usará para dar a alguien más el mejor regalo. No vale la pena ocultarlo, vale la pena decirle a todos que siempre ha estado allí. Espero que esta corta reflexión haya surtido el efecto por el cual ha sido enviada, no olvides ser de bendición para otros, COMPARTE HOY, te reto.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

 



Ultimos comentarios
  1. ajay kumar

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: