Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Ser Próspero En Lo Que Hagas

prosperity

Muchos cuestionan la prosperidad, pero yo me pregunto si ¿está mal pensar que nuestro Padre celestial desea que seamos prósperos? ¿Sabes qué debes hacer para ser prospero? ¿Conoces cuáles son las condiciones para que esto se dé? No creas que va a ser tan fácil y que Dios te lo va a dar todo en bandeja de plata, no. El reino de los cielos lo arrebatan los valientes y los esforzados. Mira lo que dice la Palabra de Dios:

“Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas” (1 de Reyes 2: 3 – RVR1960)

Bien, hay tres aspectos que podemos aprender de esta porción de la Palabra de Dios. El primer aspecto que debes tener en cuenta para prosperar en todo lo que emprendas es GUARDAR LOS PRECEPTOS DE JEHOVÁ. A muchos se les olvida guardarlos y a veces nos preguntamos por qué no nos va mejor en nuestros planes y proyectos. Bueno, la respuesta está en este primer punto. Es como si Dios demandara fidelidad al ciento por ciento de nuestra parte, entonces hay que ser fieles con Dios en todo tiempo.

El segundo es ANDAR EN LOS CAMINOS DE JEHOVÁ. A veces andamos en nuestros propios caminos y se nos olvida que los planes que Dios tiene para nosotros son mejores que aquellos que, diligentemente, podamos planear y ejecutar. Andar en los caminos de Jehová significa ir a donde Él desea que vayas, hacer lo que Él te pida y vivir como a Él le agrada. Sé que andar en los caminos no es nada fácil, y lo digo por experiencia propia, pero tampoco es difícil, hay que ser obedientes y constantes en la búsqueda para llegar victoriosos a la meta final que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

El tercero aspecto es OBSERVAR LOS ESTATUTOS, MANDAMIENTOS, DECRETOS Y SUS TESTIMONIOS. Muchas veces nos olvidamos de esta parte porque dejamos de cumplir la ley de una manera tonta, por ejemplo: cuando un mal pensamiento viene a mi miente, o cuando dejo de diezmar y sé que está en la ley y no lo hago. Observar aquí quiere decir que aprendo de los demás, pero mi recomendación es aprender lo bueno, lo malo lo deshechas.

Las personas que conoces que son exitosas lo son porque tienen el respaldo de Dios, han sido fieles, disciplinados, valientes y esforzados. Si ellos pudieron hacerlo, entonces tú también lo puedes lograr. Pídele a Dios que te dé la fuerza necesaria para poder hacerlo. Recuerda que Él no te lo dará todo en bandeja de plata, hay que esforzarse, cobrar ánimo y ser muy, pero muy valiente y serás próspero en lo que hagas.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla



Ultimos comentarios
  1. Rafael
  2. Sergio Meza Padilla

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: