Sin tacha, sin miedo y sin igual

«Nació el día 26 de octubre de 1790… en la costa este de la isla de Puerto Rico, en la región toponímica de Fajardo….

»Sus padres [lo] enviaron a España a la edad de doce años para que prosiguiera sus estudios. Ingresó en la Academia Militar española, y nueve años más tarde fue al frente de batalla y luchó contra los ejércitos napoleónicos que habían invadido la nación española. Ascendido a coronel del Real Ejército Español apenas cumplió diecinueve años, y honrado con la más alta condecoración militar española, la Cruz Laureada de San Fernando,… este brillante… guerrero puertorriqueño supo desenvainar su espada por la libertad e independencia no sólo de España sino también de México, Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador. Fue el general Antonio Valero la máxima figura militar puertorriqueña del siglo diecinueve al servicio de la libertad tanto de España como de América.

»Su valentía, osadía, astucia, genio militar, así como su amable personalidad, le facilitaron el ascenso militar con ligereza meteórica, siendo el más joven de los coroneles que combatió a los franceses en aquel tiempo y lugar. El general Valero fue herido y tomado prisionero por las fuerzas invasoras, pero… como luego en otras ocasiones, logró burlar la vigilancia del enemigo y escaparse para más tarde arremeter contra ellos con más furia y valentía. A través de toda su historia militar se le [encomendaron] las más arduas, atrevidas y peligrosas misiones guerreras…. Por tal razón, tanto en España como en México y Sudamérica aparecía entre la alta oficialidad militar y entre los gobernantes de esos países. No sólo fue compañero y amigo íntimo del general Riego, que impuso el gobierno constitucional en España, sino amigo y confidente del designado Virrey de México, general O’Donoju.

»[El general Antonio Valero también] sostuvo gran amistad con los presidentes de las recién creadas repúblicas sudamericanas…. En Sudamérica, donde pasó la mayor parte de su vida sirviendo a la libertad con su espada y genio militar, fue íntimo y fiel amigo y colaborador del Libertador Simón Bolívar. Fue compañero de armas de los generales que en Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador, después de la derrota del ejército español en América, tomaron la silla presidencial…. Murió en Colombia en el año 1863….

»Don Mariano Abril,… acerca del general Valero,… dice: “Caballero sin tacha y sin miedo, alma entusiasta por la libertad de los pueblos oprimidos, poseía las tres cualidades que hacen grandes a los hombres y a los pueblos: valor, carácter y civismo.”»1

Así describe el doctor José Morales Dorta, en su obra titulada Galería de héroes de Puerto Rico, la figura épica de su compatriota Antonio Valero. Gracias a Dios, el general Valero, que «supo desenvainar su espada» física por la libertad temporal tanto de la madre Patria española como de sus hijas en América, tuvo el ejemplo del Señor Jesucristo, que supo desenvainar su espada espiritual por la libertad eterna de los pueblos oprimidos de todo el mundo. Pues casi mil ochocientos años antes de que naciera Antonio Valero de Bernabé, Dios envió al mundo a su Hijo Jesucristo, descrito también como un hombre sin tacha, sin miedo y sin igual en su celo por los intereses de los demás, «a proclamar libertad a los cautivos y… a poner en libertad a los oprimidos».2 Si no lo somos ya, hagámonos amigos íntimos suyos hoy mismo.

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1José Morales Dorta, Galería de héroes de Puerto Rico (San Juan: Plaza Mayor, Inc., 1997), pp. 19‑21.
2Lc 4:18

Un Mensaje a la Conciencia

Palabras claves:, ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: