Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

TEMOR AL JUICIO?

¿Temor del juicio?

Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida (Juan 5: 24).

LA ESCENA BIBLICA DEL JUICIO PUEDE atemorizar al alma más confiada. Pero a esa escena, le hemos agregado otros detalles e interrogantes que la hacen todavía mas preocupante. A nuestros niños, en la iglesia o en sus casas, para persuadirlos a que sean obedientes, les decimos: «Acuérdense de que los ángeles que nos ven, ellos anotan todo lo que hacemos. Recuerden que vamos a presentarnos en el juicio ante Dios».
Algunos pastores desde el pulpito les recuerdan a los hermanos que el juicio investigador está en proceso en el cielo, que nuestros nombres pueden pasar de un momento a otro, y cuando tal cosa ocurra, deducen, se cerrará la puerta de la gracia ¿No debiéramos estar vigilantes cada momento? Otros lo hacen más dramático aun: «Supongamos, dicen, que usted va manejando por la carretera y le viene un mal pensamiento, y en ese instante tiene un accidente fatal. ¿Podrá salir librado en el día del juicio investigador?»
Cuando entendemos el juicio en forma debida, nos damos cuenta que tiene la finalidad de revelar quiénes son hijos de Dios y quiénes no. Los registros se llevan para demostrar ante el universo por qué Dios salva a unos y rechaza a otros. Asi que los hijos de Dios comparecen ante el juicio para ser vindicados, mientras que los demás aparecen para ser condenados. Entonces, el juicio será un motivo de alegría para los que son miembros del pueblo de Dios, y un motivo de tristeza para los que no lo son. Por esta razón si estamos del lado de Cristo no debemos temer el juicio; al contrario, desearemos que llegue. Los que si tienen razón para temer el juicio son los que han rechazado la gracia de Dios revelada en Cristo. La pregunta importante es: ¿Estás hoy del lado de Cristo?

Que Dios te bendiga, oramos por ti!

Abril, 24 2010



Ultimos comentarios
  1. olga

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: