TIEMPO DE CONSTRUCCION

TIEMPO DE CONSTRUCCION
“Y los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos. Génesis 1:28
Hermosas palabras de Dios al dejarnos claras instrucciones de que hacer aquí en la tierra, sin embargo,
pienso que hay que pedir al Espíritu Santo que nos ayude a que sean aún más claras y aplicarlas en nuestra
vida actual.
Pienso que Dios no solo se refirió al sustento y a tener familia, sino también a nuestro crecimiento como
personas a no quedarnos estancados, la palabra de Dios debe entenderse con el corazón no con la cabeza.
Es necesario que aprendamos de cada experiencia, es necesario que realizamos cambios, no podemos
estar varados, no es esa la voluntad de Dios, especialmente después de haber pasado alguna situación
difícil y dolorosa, la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo que amábamos, un divorcio,
Infidelidad, recuperación de nuestra valía después de haber sido emocionalmente lastimada por alguien que amabas, etc.
Te voy a pedir que imagines una ciudad después de un desastre, terremoto, tsunami o una guerra, ¿qué
Ves?, desolación, tristeza, llanto, reproches internos, es así como quedamos después de una circunstancia
que nos sacudió desde lo más profundo de nuestros sentimientos, somos sacudidos desde los cimientos.
Después de este tiempo intentas de todo, cambio de look, ejercicios, correr, nuevas amistades,
aprender algo nuevo, incluso hasta cambio de residencia…sin embargo tu mejoría es mínima
¿verdad?
Dios me ha permitido ver más allá de mis ojos físicos y cambiar mis expectativas, me mostro lo siguiente
permíteme compartir contigo:
No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigas a memoria las cosas antiguas. He aquí yo hago cosa
nueva; pronto saldrá a luz ¿no lo conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto y ríos en la soledad.
Isaías 43:18-19
Le pedimos a Dios que nos levante, que nos permita seguir, pero Dios hace todo nuevo, no puede
construir en un terreno donde hay escombro, tiene que empezar el proceso de construcción limpiando el
terrero, se tiene que remover, escarbar y arrancar uno que otro trozo a la fuerza para poder dejar todo
limpio y plano; entonces así poder levantar algo hermoso y grande de acuerdo a sus planes y con cimientos
en El.
El proceso de limpieza es doloroso, en ocasiones traerá recuerdos, momentos y quizá puedas ver
situaciones más claras y con veracidad. Sin embargo después de este proceso no podremos seguir en el
mismo sitio, entonces habremos experimentado crecimiento, madurez y cambios.
Este versículo de Isaías nos debe dar un inmenso gozo por la esperanza que de que Dios abrirá nuevos
cambios en el tiempo de desierto y ríos de bendición en medio de la soledad, entonces dirás que valió la
pena este tiempo de construcción, podrás ver lo maravilloso que Dios construyó de acuerdo de a sus
planes y definitivamente sus planes son mejores que los nuestros.
Deseo que sea de gran bendición para tu vida.
Betty Valdés



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: