Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Transformados

A lo largo de nuestra vida atravesamos diferentes de ellas aprendemos y crecemos, no solo me refiero a experiencias buenas sino también situaciones difíciles, de echo estas últimas son las que más nos hacen crecer, ¿estás de acuerdo conmigo?, es como una persona que esta físicamente fuerte, para llegar lucir así, debió pasar mucho tiempo entrenando, sacrificando horas en el gimnasio y sufriendo los dolores al día siguientes de su cuerpo, pero su transformación lo motiva, pues es más fuerte que otras personas. Lo mismo pasa en nuestro crecimiento espiritual, pasamos momentos dolorosos que no entendemos en el instante, nos hacemos muchas preguntas, nos molestamos, si alguien nos lastima no lo queremos ni ver y le reprochamos lo que nos hizo, nos duele, tenemos coraje y cada vez que recordamos algo relacionado nos afecta, podemos llegar a ver a la persona como la peor del mundo por el hecho de lastimarnos, traicionarnos o humillarnos, ese dolor puede durar mucho tiempo. No ocurrirá nada diferente si no haces que sucedan cosas diferentes en tu interior, pero para que esto ocurra, tienes que hacer cambios externos para que ocurran cambios internos, es decir, si sientes que estas justo en este momento toma nota:

1.- Empieza tu día con un tiempo devocional, 1 capítulo de la biblia diario y medita en ellos, escribe tus reflexiones, veras como va fluyendo la comunicación entre Dios y tú por medio del Espíritu Santo, ora, encomienda tu día.
2.- Estudia la palabra de Dios,busca primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas serán añadidas. Mateo 6:33. Instituto bíblico en tu iglesia o por internet.
3.-Busca diariamente hacer su voluntad, invita al Espíritu Santo a tu día. Literalmente dile: Buenos días Espíritu Santo.

Si empiezas practicando estos 3 pasos, te darás cuenta que poco a poco Dios te ira mostrando cosas que te harán pedir perdón o mostrándote diferente enfoque de todo, de tener molestia o reproches, empezaras a tener misericordia de aquel que te daño, incluso te aseguro que si antes le reprochabas a esa persona cosas ahora le estarás agradecido, si hermano, AGRADECIDO y eso ocurrirá debido a que te darás cuenta que gracias a lo que paso tu eres la mujer o hombre fuerte que eres ahora, de otra manera no habría crecimiento en ti, ahora lo veras con misericordia y amor en Cristo, esto solo ocurre si te dejas transformar por Cristo.

Dios nos va capacitando a lo largo de nuestra vida para sus planes, como Padre amoroso desea vernos nuestro día de graduación vernos que llegamos al plan para el cual nos creó, preparados y listos después de haber pasado varias clases en la universidad de la vida.
Te ánimo que permitas al Espíritu Santo entrar en ti y empezar a transformarte.
Entonces el Espíritu del SEÑOR vendrá sobre ti con gran poder, profetizarás con ellos y serás cambiado en otro hombre. 1 Samuel 10:6
Deseo que se bendición para tu vida y seas transformado.

Betty Valdés



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: