Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Tu Mejor Regalo

Ahora que la navidad se acerca, recuerdo cuando pensaba qué quería de regalo. Y cuando eres niño, la cabeza, literalmente, te da vueltas pensando qué pedir. La TV está llena de anuncios publicitarios de regalos tanto para niños como para niñas y no sabe qué escoger. Las tiendas atiborradas de regalos y en ocasiones tampoco sabía qué pedir. A lo último, cualquier regalo era bueno, total era pasar navidad con regalo a bordo.
En estos días alguien decía algo muy cierto: LA NAVIDAD SE TRATA DE JESÚS. La navidad no se trata de un regalo que puedas recibir en esta época, la navidad es mucho más que eso. Y con esto no estoy diciendo que Jesús haya nacido en este mes de diciembre, no, para nada. Pero es una forma de la iglesia celebrar el nacimiento del ser más maravilloso que haya caminado sobre esta tierra.
La Palabra dice: “en esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por Él.” (1 Juan 4:9 – RVR1960). Jesús es tu mejor regalo de navidad. ¿Sabes? No hay manifestación de amor más grande que dar la vida de tu propio hijo para el perdón de pecados de muchos seres, ese regalo no tiene precio. Y lo mejor de este regalo es la vida eterna.
¿Cuál es el mejor regalo que le puedas dar a tu hijo en esta navidad? No se trata del regalo más grande, el más costoso o lo último en tecnología. El mejor regalo es que conozcan al Señor Jesús. La Palabra nos enseña en Deuteronomio 6:7 – RVR1960 cuatro aspectos bien importantes que nos ayudarán en la formación de nuestros hijos:
Uno, REPETIRLA A NUESTROS HIJOS. Tus hijos pueden recibir el mejor evangelio viniendo de ti. Tu testimonio es el mejor evangelio que puedas mostrarle a ellos y al mundo. Muchas veces los versículos bíblicos sobran cuando damos un buen testimonio. ¿Qué están viendo tus hijos en ti?.
Dos, HABLARÁS DE ELLA ESTANDO EN CASA. ¿De qué conversas con tus hijos? Aparte de la escuela, ¿hay otro tema de conversación?. No te sientas juzgado, solo son preguntas retóricas que te llevarán a analizar mejor tu situación. Si es Jesús a quien tienes en tu corazón, entonces es de Él de quien hablarás “porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Lucas 6:45 – RVR1960).
Tres, HABLARÁS DE ELLA ESTANDO EN EL CAMINO. Muchas personas aún no conocen acerca de Jesucristo ni mucho menos acerca de su obra redentora. En el camino te encontrarás con personas a quienes les predicarás acerca de Él. Esa es la Gran Comisión, “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15 – RVR1960).
Cuatro, AL ACOSTARTE y AL LEVANTARTE. Josué 1:8 dice, “de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito”. Es necesario meditar en la Palabra no solo al acostarme, también al levantarme. Y no solamente meditar en la Palabra, también orar para agradecerle a Dios por todo.
Dios te bendiga sobrenaturalmente, deseo que tu mejor regalo de navidad sea darle la bienvenida a Cristo en tu corazón para que vivas por Él, así como un día el dio Su vida por ti. Es de valientes el evangelio, comparte este mensaje.
Bajo la guía del Espíritu Santo,
Sergio Meza Padilla


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: