Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Tu principal prioridad

Hay estrategias que el enemigo usa para robarnos el tiempo, una de ellas es a través de las prioridades. Para mucha gente su principal prioridad puede ser el trabajo. Para otros es su relación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, y para los demás lo son las amistades y las fiestas. “Esas prioridades” son una distracción del enemigo para que dejemos de buscar a Dios, y es así como él logra que cada día nos alejemos más de las promesas del Señor. Otra estrategia que el enemigo es la preocupación por lo que necesitamos, sin embargo el Señor Jesús nos enseña en Lucas 12:29 que no debemos preocuparnos por las cosas que necesitamos porque nuestro Padre sabe de qué tenemos necesidad. Tu prioridad no debe ser el trabajar duro para poner pan en la mesa de tu casa. Tampoco tu relación sentimental ni tus amigos. Tu principal prioridad debe ser buscar a Dios. La Biblia nos enseña este principio, mira lo que dice:

“Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas” (San Juan 12: 31).

La búsqueda de Dios debe ser una constante en tu vida por encima de cualquier cosa. Recuerdo bien cuando leía “La Generación de la Undécima hora” de Daniel Calveti, que aprendí una gran lección, la cual comparto hoy contigo: lo que te aleja de Dios, no es de Dios. Reflexiona acerca de qué cosas te están robando el tiempo de intimidad, de búsqueda. Piensa en estas dos estrategias que el enemigo ha puesto delante de ti para evitar que vayas delante delante de la presencia de tu Jehová Jireh. Desconozco cuáles son tus prioridades, pero de algo sí estoy seguro: si tu principal prioridad no es Dios, dájame decirte que estás viviendo una vida de afán, peleando con tus propias fuerzas. Pon a Dios de número uno y verás cómo todo se organizará para bien.

¿Cuál es tu principal prioridad en este momento? ¿A qué le dedicas el tiempo que es para buscar la presencia de Dios? Vale la pena reflexionar un poco y organizarlo todo para que tu principal prioridad sea ÉL  y verás que todas las cosas que te son necesarias ahora serán añadidas a tu vida. Dios bendiga tu vida poderosamente en este lunes inicio de semana. No olvides ser de bendición para otros, comparte este mensaje.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: