Tus Mejores Decisiones

 hombre-orando-campo
Antes de tomar una decisión, ¿a quién consultas?. Muchos consultan la sección del periódico donde aparece el horóscopo, y basados en lo que dice ese día toman una decisión. Otros se basan en su propio pensamiento y experiencias para hacerlo. Y hay otro grupo bien especial, los que consultan a las personas que practican el ocultismo y la magia negra. Pero, ¿sabías que ninguno de ellos podrá tener éxito verdadero en lo que emprenda?. Y la razón es porque la Palabra me enseña en Jeremías 29:11 que solo Jehová Dios sabe y conoce los planes que tiene para nosotros, ¿no es así?.
¿Qué, pues, podremos decir acerca de tomar tus mejores decisiones?. Consultemos la Biblia, mira lo que dice: “Entonces consultó David a Jehová, diciendo: ¿Iré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano? Y Jehová respondió a David: Ve, porque ciertamente entregaré a los filisteos en tu mano” (2 Samuel 5:19 – RVR1960).
Hay muchos personajes bíblicos que siempre consultaron al Señor antes de tomar cualquier decisión, ese fue el secreto y el éxito de lo que hacían. No hay otra forma en la que realmente podamos tener éxito, excepto si consultamos y ponemos nuestros planes a consideración del Señor y le permitimos hacer Su voluntad. Aunque suene loco, Dios conoce mejor. Las mejores estrategias de guerra el pueblo de Israel las tenía cuando consultaban al Señor y eran guiados por Él.
Ante esto, ¿qué debo hacer y cómo hago para consultar a Dios para tomar mis mejores decisiones?. Vayamos a lo que nos enseña la Palabra.
Número uno: orar.
Hechos 1: 24 & 25 – RVR1960 dice, “Y orando, dijeron: Tu, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido, para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión”. Solo en la oración es que podemos lograr alinear nuestros pensamientos y planes con los de Dios. Sin oración es virtualmente imposible conocer cuál es la buena y perfecta voluntad del Padre para nuestras vidas. El pasaje del libro de los Hechos de los Apóstoles muestra a una iglesia guiada ciento por ciento por Dios, una iglesia que se preocupaba por consultarle y tomar sus decisiones basados en los planes que Él tuviera para la iglesia. Tus mejores decisiones, tus mejores estrategias te las revelará Dios en intimidad. Salmos 3: 5 – RVR1960 dice, “fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia”.
Número dos: ayunar.
Una historia que siempre me llamó la atención es la del rey Josafat en 2 de Crónicas 20 cuando los amonitas y los moabitas vinieron contra él a la guerra. Primeramente, Josafat se turba, sintió temor de saber que estas dos grandes naciones venían en su contra. Y dice el verso 3, “Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá”. Josafat no tenía ni idea qué estrategia militar usar en contra de estos dos pueblos, pero fue a la mejor fuente de conocimiento: Jehová de los Ejércitos.Continúa el relato en el verso 14 y dice que durante el ayuno vino sobre Jahaziel el Espíritu Santo de Dios y habló, y le dio la estrategia para vencer a los moabitas y a los amonitas. ¿Cómo están tus momentos de ayuno? ¿Los has usado para consultar al Señor?.
Número tres: déjate guiar por el Espíritu Santo.
Lucas 12: 12 – RVR1960 tiene el secreto para no errar durante tu ministerio, dice: “no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir”. Una persona que se deja guiar por el Espíritu Santo siempre va a saber qué decir y cómo decirlo, y el momento exacto en el que debe decirlo. ¿Cuántos ministros no han visto sus ministerios en decadencia porque dejaron de escuchar la voz del Espíritu Santo y se basaron en su propia prudencia?. Si deseas tener un ministerio de fuego y poder, el secreto está en la intimidad que tengas con el Espíritu Santo de Dios, déjate guiar y verás el éxito en todo lo que emprendas, esto también es principio de obediencia y en la obediencia hay respaldo y bendición.
Dios te bendiga sobreabundantemente en esta semana. No olvides ser de bendición para otros, comparte este mensaje.
Bajo la guía del Espíritu Santo de Dios,
Sergio Meza Padilla


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: