Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Un Registro

¿Alguna vez te has preguntado si existe alguien quien lleva un registro detallado de todas las cosas que has hecho en esta vida, buenas o malas? Ahora, ponte a pensar por un momento qué sería de ti si esto fuera así. Ahora piensa si tu salvación dependiera de todas estas cosas, ¿cambiarías las cosas malas y procurarías hacer más bien cosas buenas? Finalmente, pon en una balanza todas tus acciones, las buenas y las malas, ¿crees que aún así serías salvo? Si tuvieras más acciones malas que buenas, ¿qué crees que pasaría? ¿Perderías tu salvación? Mira con el texto bíblico que me encontré en estos días:

“Señor, si llevaras un registro de nuestros pecados, ¿quién, oh Señor, podría sobrevivir? Pero tú ofreces perdón, para que aprendamos a temerte” (Salmos 130:3 y 4 NTV). El salmista se hace una gran pregunta en este texto, si llevaras un registro de nuestros pecados, ¿quién podría sobrevivir? La respuesta sería nadie. Es decir, nadie escaparía del juicio de Dios. No obstante, esa ha sido la imagen de Dios que muchos han querido predicar, olvidando, ciertamente, que nuestro Dios es, también, un Dios perdonador. Hay una gran verdad que nos enseña la Biblia, “si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad” (1 Juan 1:9 DHH). Y aquí hay dos cosas que me llaman mucho la atención: la primera es que confiamos que Dios es un Dios justo y, número dos, que tiene el poder para limpiarnos de toda maldad, ¿qué, entonces, debemos hacer? Confesar nuestros pecados.

Sin embargo, hay una tremenda lección que podemos aprender de todo esto: el perdón que Dios Padre nos ofrece nos enseña temor de Él y la Palabra dice que, “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová” (Proverbios 1:7 RVR1960). En otras Palabra, el temor de Jehová me hace sabio y un hombre sabio se aparta del mal, tal cual nos exhorta la Biblia, “el temor de Jehová es aborrecer el mal” (Proverbios 8:13 RVR1960). Si eres apartado del mal y te guardas solo para Jehová Dios, entonces el registro de las cosas que Dios pueda tener de ti incluiría solo las buenas, porque ese temor de Jehová te hace sabio para vivir una vida agradable a Él. Y, ¿cuál es el resultado de todo esto? La respuesta está en Proverbios 14:27 (RVR1960), “El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de la muerte”.  El resultado es que tu nombre será añadido al libro de la vida y será borrado del libro de la muerte, entonces no quedará un registro de ti para muerte, sino para salvación. Espero que este devocional haya hablado a tu vida hoy. Dios te bendiga sobreabundantemente siempre. Sé de bendición hoy, comparte este mensaje con otras personas.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

Palabras claves:,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: