Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Yo Soy el Señor tu Dios

Muchas veces olvidamos quién es y qué significa Jehová Dios para nosotros. Sin embargo, para otros estas dos preguntas tienen respuestas bien claras y contundentes. Hoy quiero compartir un verso bíblico contigo que te recordará quién es y qué debe ser Dios para ti y lo que debe significar para tu vida. Veamos qué dice la Palabra al respecto: Porque yo soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: “No temas, yo te ayudaré” (Isaías 41:13 LBLA).

Primera pregunta que respondemos: ¿quién es Dios para ti? El profeta Isaías nos lo recuerda de manera precisa, Él es tu Señor, tu Dios. La razón por la que el profeta afirma esto es porque para muchos su Dios no es el Señor, probablemente lo sea el trabajo, el dinero, la familia, un objeto, en fin, lo despojan del primer lugar, dándoselo a algo material aún cuando la misma Palabra nos enseña que el primer mandamiento dice: “no tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20:3 RVR1960). Nadie puede decir amar a Dios si no le da el lugar que solo Él se merece. El Señor Jesús le explicaba a los apóstoles que el mandamiento más importante es “amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente” (Mateo 22:37 RVR1960). Como el amor es demostrativo, si algo ocupa el primer lugar en tu vida, ¿será que realmente amas a Dios como bíblicamente debe ser?

¿Quién más es Dios para ti? El Señor es tu sustento, es decir quien permite que tengas todo lo que posees, tu ayudador, en otras palabras. El Salmista tenía este aspecto bien claro al afirmar lo siguiente: “mi ayuda vendrá del Señor, creador del cielo y de la tierra” (Salmos 121:2 DHH). Cuando confiamos que el señor es nuestro sustento, reconocemos que Él tiene toda potestad, porque todo lo que hay creado es de Él y le pertenece. Por lo tanto, debemos entender el principio de mayordomía como hijos, es decir, entender que somos administradores de lo que Dios nos da, “porque, cuando nacimos no trajimos nada al mundo, y cuando muramos tampoco podremos llevarnos nada” (1 Timoteo 6:7 TLA). No hay riquezas acumuladas que puedas llevarte, lo único seguro que el hombre tiene seguro es saber que será salvo si ha vivido una vida íntegra y en santidad delante de Dios.

Finalmente, ¿qué debe ser Dios para ti? Sencillo, tu protección y tu provisión. Cuando el Señor afirma que te sostiene con su diestra y que te ayudará está, básicamente, diciéndote que Él te protege y se preocupa por darte lo que necesitas. Mira lo que la Biblia nos enseña: “pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a quienes se las pidan!” (Mateo 7:11 DHH). Dios está interesado en darte solo mejor, pero también debemos ser consecuentes con las enseñanzas bíblicas y pedir como hijos, no olvidando lo que se nos recuerda en Mateo 6:33 NTV, “busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten”, o sea, volvemos al punto inicial, ¿quién es Dios para ti?.  Espero que esta Palabra haya sido de edificación para ti. No olvides compartirla, sé de bendición hoy.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: