4 consejos para reforzar tu intimidad con Dios

Reforzar tu intimidad con Dios

¿Tienes una intimidad con Dios? Cuando entiendes el propósito de Dios en tu vida puedes comprender que no estás solo y que Él te acompaña a donde quiera que vayas. Conocer a Dios es lo mejor que te puede pasar porque es ahí en el que lograrás ver que él está contigo. Así que si quieres encontrar la respuesta a esta interrogante sigue leyendo este artículo.

Intimidad con Dios

1. Pon tu confianza en Jehová

Poner la confianza en Dios te ayudará a entender el proceso o dificultad que puedas estar atravesando. El salmista David, destaca en el Salmo 40:5  “Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas; Y tus pensamientos para con nosotros, no es posible contarlos ante ti. Si yo anunciaré y hablaré de ellos, no pueden ser enumerados”.

Este Salmo nos recuerda el gran amor de Dios y sus maravillas cada día, pon tu confianza en Jehová a pesar que no entiendas el proceso que atraviesas.

2. Ora en todo tiempo

Jesús nos enseña acerca de la importancia de orar y mantener la comunión con Dios. Es necesario que la orar sea un hábito en nuestras vidas, al orar constantemente estaremos fortaleciendo nuestra comunión con Dios, además crecerá nuestra vida espiritual. En 1era de  Tesalonicenses señala: “Orad sin cesar”, esto no quiere decir que vas a pasar las 24 horas del día orando, pero si es posible asumir una actitud de oración.

3. Lee la Palabra de Dios

Cuando decides seguir a Cristo es necesario que te alimentes de las Palabra de Dios y conozcas más de su amor y misericordia. Además, podrás entender el propósito de Dios en tu vida a través de su Palabra.

4. Da testimonio  que Cristo vive en tu vida

La biblia enseña que somos carta leída al mundo, lo que indica que testificar acerca del amor de Dios es indispensable, además de enseñar a los demás de su gran amor y poder en nuestras vidas, lo indica el apóstol Pablo en la segunda carta a los Corintios 3:2 “Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres”

Como puedes ver, tener una intimidad con Dios es muy sencillo, lo único que debes hacer es rendirte a sus pies y reconocer que Él es el único y verdadero Dios que puede transformar tu vida. ¡Dios te bendiga!



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: