El poder de la cobertura

Algo que no te puede faltar para este 2018 es una buena cobertura. Lo digo porque muchos creyentes dejaron que el amor se enfriara en el 2017 y dejaron de intimar con Jehová Dios; como resultado, la cobertura espiritual que provenía del Señor la perdieron. Así pues, puertas quedaron abiertas de par en par para que el enemigo entre a robar sus bendiciones y destruir el sueño y el propósito de Dios para sus vidas. Hay un caso en la Biblia que me llama profundamente la atención y es de Lot, el sobrino de Abraham. La Palabra nos enseña que Lot salió de Harán junto con su tío y fueron a la tierra que Jehová Dios le había prometido le entregaría a su descendencia. Si leemos el libro de Génesis, entonces comprendemos que, tanto Abraham como Lot, tenían posesiones y sirvientes al momento de salir. Pero la Palabra también nos enseña que esas riquezas se multiplicaron. A causa de ello, Abraham y Lot se separan, tomando rumbos diferentes. Mira lo que dice la Biblia:

“Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot” (Génesis 13:6-7 RVR1960).  Al separarse Lot de su tío no entendió que por estar bajo su cobertura espiritual era que había obtenido la bendición y el favor de Dios. No obstante, una mala decisión de Lot desencadenaría una serie de infortunios para él, los cuales también afectarían a su familia. Proverbios 14:12 nos enseña que, “hay caminos que al hombre parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte” y eso fue lo que pasó con Lot. En primer lugar, se ubica en Zoar, muy cerca de Sodoma, porque le pareció que esa parte de la llanura del Jordán era “como el huerto de Jehová”. No te dejes engañar por lo que ves con tus ojos naturales en este 2018, recuerda que, “por fe andamos, no por vista” (2 Corintios 5:7 LBLA). Muchas cosas te parecerán buenas, pero su final te conducirá a caminos de perdición y de muerte.

Una característica del perder tu cobertura espiritual es que ya no tendrás discernimiento espiritual para entender las cosas espirituales, no tendrás en cuenta al Señor para hacer tus planes y tampoco le consultaras tus planees. Otra consecuencia nefasta de separarse de la cobertura de su tío Abraham es que Lot fue llevado prisionero por los reyes de Sinar, Elasar, Elam y Goim para luego ser rescatado por su tío y sus siervos, recuperando así todas sus pertenencias, sus mujeres y sus siervos. Infortunadamente, al regresar a Sodoma, Lot se encuentra con que el Señor la va a destruir. En el intento de huir, pierde a su esposa por desobedecer una orden y, por último, sus hijas los emborrachan para tener relaciones sexuales incestuosas con él y así poder tener descendencia, creando dos tribus enemigas del pueblo escogido: los amonitas y los moabitas. Una serie de eventos infortunados tuvieron lugar porque Lot se separó de su tío y se quedó sin cobertura, abrió puertas y permitió que el enemigo robara y destruyera todo lo que tenía. No permitas que malas decisiones en este nuevo año desencadenen una serie de eventos que puedan traer pesares y tristezas a tu vida. Mantén intacta tu cobertura. Espero que el Señor haya hablado a tu vida a través de este mensaje. No olvides ser de bendición, comparte.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: