Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

ovejas que seran llevadas a juicio

Ovejas que serán llevadas a juicio

Por cuanto empujasteis con el costado y con el hombro, y acorneasteis con vuestros cuernos a todas las débiles, hasta que las echasteis y las dispersasteis. Ezequiel 34: 21

En Ezequiel 34 el Señor protesta contra aquellos que maltratan lo más precioso que posee: sus ovejas. En el versículo de hoy, Dios expresa un fuerte reproche contra quienes maltratan y dañan a su rebaño. Se queja porque sus ovejas débiles son acorneadas, empujadas, echadas y dispersadas.
¿Quiénes cometen este atropello? ¿A quiénes denuncia el Señor y amenaza con llevarlos a juicio? Son otras ovejas del mismo rebaño las que manifiestan ese tipo de conducta. Comen los pastos, y lo que sobra lo pisotean para que las otras no puedan comer. Beben agua, y luego la enturbian para que las otras se queden con sed.
¿Dónde se encuentra ese tipo de oveja? Cada iglesia tiene unas cuantas de ellas. Están llenas de orgullo. Hacen una religión a su medida. Siempre están en desacuerdo, incluso en la doctrina y las normas. Cuando ellas están presentes, las otras ovejas se inquietan y se agitan. Buscan el primer lugar y se sienten superiores a las demás. Dios conoce a esas ovejas y pronto las someterá a juicio.
Dios prometió levantar a su siervo David, el verdadero pastor, para dirigir a sus ovejas (vers. 23). Bajo su liderazgo serán ricamente bendecidas y vivirán seguras. Nadie las atemorizará, porque el Señor estará con ellas.
¡Qué promesa tan maravillosa! Amigo, puede que tus hermanos te ignoraren. Puede que tus líderes espirituales te rechacen y te olviden en tiempo de necesidad. Pero el Señor Jesús promete que jamás te abandonará. Siempre estará ahí, obrando en tu favor. Puedes confiar en él plenamente. Cuando alguien te traicione, él estará ahí para levantarte el ánimo. Te ama tanto que le resulta imposible abandonarte. ¿Estás dispuesto a permitirle que sea el compañero inseparable de tu vida? ¿Lo escucharás y seguirás sus indicaciones siempre? Él cuidará de ti. En él somos fuertes. Con él nadie podrá destruirnos. Estamos seguros en su gracia. Su cuidado es perfecto. No hay herida que no pueda curar. No hay dolor que no pueda calmar.
¿Has experimentado lo que Ezequiel dice en el versículo de hoy? Quizá estés viviendo esa experiencia ahora mismo. Quizá has sido atacado por tus mismos hermanos en la fe. Anímate con la promesa que el Señor te hace hoy: «Y estableceré con ellas pacto de paz, y quitaré de las tierras las fieras; y habitarán en el desierto con seguridad, y dormirán en los bosques» (Eze. 34: 25).

 Abril, 29 2009

¡Jehová, va a cambiar, tu historia hoy aqui!

Si tienes un pedido de oración envíalo a cieloestrellaazul@hotmail.com 

Oramos  por ti



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: