Tag Archive | "confianza en Dios"

Los obstáculos

Tags: , , , , , , ,


destacados cuentos para reflexionar consejos y principios , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianos
Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino.

Luego se escondió y observó para ver si alguien quitaba la roca.

Algunos de los comerciantes más adinerados del reino y cortesanos pasaron por el camino, y simplemente giraron y pasaron al lado de la roca.

Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra del camino.

Luego pasó un campesino con una carga de verduras.

Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino.

Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

Mientras recogía su carga de vegetales, vio una bolsa en el suelo, justo donde había estado la roca.

Abrió la bolsa y, dentro de ella, encontró una cartera que contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron.

Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar, si se actúa en vez de quejarse.
Romanos 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.”

No permitas que los obstáculos que se te presenten el dia de hoy se salgan con la suya, al contrario mira más allá y sácales provecho.!

Como el aire

Tags: , , ,


devocionales cristianos2 destacados , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianos Joven fue donde su maestro y le dijo: “Maestro, quiero encontrar a Dios”. El maestro, sonríe. Y como hacía mucho calor, invitó al joven a acompañarlo a darse un baño en el río. El joven se zambulló, y el maestro hizo otro tanto. Después lo alcanzó y lo agarró, teniéndolo por la fuerza debajo del agua.

El joven se debatió por algunos instantes hasta que el maestro lo dejó volver a la superficie. Después le pregunta qué cosa había deseado más mientras estaba debajo del agua.

“El aire”, respondió el muchacho.

Muchas veces olvidamos que tenemos el aire y cuanto dependemos de él hasta que nos hace falta.
Es igual con Dios, gran cantidad de personas simplemente ignoran su necesidad y hasta su existencia hasta que se ven con el “agua hasta la cabeza”

Por eso te pregunto, así como deseabas el aire cuando estabas bajo el agua,”¿Deseas a Dios de la misma manera?”, “Si lo deseas así, lo encontrarás. Pero si no tienes esta sed ardiente, de nada te servirán tus esfuerzos y tus libros. No podrás encontrar a Dios, si no lo deseas como el aire para respirar”.

Hechos 17:28
28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos;
Salmos 84:2
Anhela mi alma y aún ardientemente desea los atrios del Señor; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.
Salmos 63:1
Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,

TRES FUENTES DE ALIMENTO

Tags: , , , ,


devocionales cristianos2 destacados , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianos
Por el Hermano Pablo :

Corría rápidamente el auto por la Sierra Nevada, y la carretera estaba resbaladiza debido a la llovizna.

Pero Ray Forbes tenía que llegar, así que siguió corriendo a pesar de que era la una de la mañana. En una curva perdió el control del vehículo y se fue barranco abajo. Cayó al fondo de un abismo de quince metros.
El auto quedó boca abajo, y Ray Forbes quedó aplastado bajo el auto con las piernas fracturadas. Lo rescataron siete días después. ¿Cómo sobrevivió? «Por tres fuentes de alimento que tuve -declaró Ray mismo-. Para beber agua, metí la camisa en un hilo de agua que corría por debajo, y de ahí sorbí el agua; el alimento sólido lo extraje de mi propio cuerpo, que tiene reservas de grasa; y para alimentar mi espíritu, recibí alimento de arriba, del Dios viviente en el que creo.»

He aquí un caso que se presta para muchas reflexiones. Ray Forbes sufrió un terrible accidente en que quedó con las piernas fracturadas. La fiebre le produjo sed, y tomó agua a través de su camisa que casi sin moverse pudo introducir en una corriente de agua. El alimento sólido lo sacó de donde estaba: en su propio cuerpo. Y el alimento espiritual lo obtuvo de arriba, de su fe en Dios. De abajo, de adentro y de arriba: tres poderosas fuentes de alimentos esenciales.
Puede mantenerse la vida física con recursos insospechables. Cuando es necesario, la vida parece sacar fuerzas de lo más profundo.
Pero la vida espiritual, la vida del alma que no está hecha de materia, ¿con qué se mantiene? ¿De qué se alimenta?
Hay hombres fuertes que pueden soportar tremendas pruebas físicas. Pero no pueden soportar ninguna prueba moral. Tienen mucha fuerza física, pero ninguna reserva espiritual. Hercúleos en lo físico, pero anémicos en lo espiritual.
Sólo Jesucristo, fuente de toda vida, moral, espiritual, y física, autor y dador de la vida eterna, puede darnos ese estupendo alimento de arriba, que nos ayuda a soportar todas las pruebas de la vida.

Naranjas al personal

Tags: , , , , ,


destacados cuentos para reflexionar , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianosJuan trabajaba en una empresa hace dos años. Siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones.

Llegaba puntual y estaba orgulloso de que en 2 años nunca recibió una amonestación, Cierto día buscó al Gerente para hacerle un reclamo:

– Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido postergado. Mire; Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo 6 meses y ya ha sido promovido a Supervisor.

– ¡Uhmm!-mostrando preocupación- le dice. Mientras resolvemos esto, quisiera pedirte que me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigua si tienen naranjas.

Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.

– Bueno Juan, qué averiguaste?
– Señor, tienen naranjas para la venta.
– ¿Y cuánto cuestan?
– ¡Ah!…………… No pregunté por eso.
– Ok, ¿pero viste si tenían suficientes naranjas para todo el personal? (preguntaba serio).
– Tampoco pregunté por eso señor.
– ¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?
– No sé señor, pero creo…
– Bueno, siéntate un momento.

El Gerente tomó el teléfono y mandó llamar a Fernando. Cuando se presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10 minutos estaba de vuelta. Cuando retornó el Gerente pregunta:
– Bien Fernando, qué noticias me tienes?

– Señor, tienen naranjas, lo suficiente para atender a todo el personal, y si
prefiere también tienen plátano, papaya, melón y mango. La naranja está a 1,5 pesos el kilo, el plátano a 2,2 la mano, el mango a 0,9 el kilo, la papaya y el melón a 2,8 pesos el kilo. Me dicen que si la compra es por cantidad, nos darán un descuento de 8%.

– He dejado separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.
– Muchas gracias Fernando, pero espera un momento..
– Se dirige a Juan, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:
– Juan, qué me decías?

– Nada señor, eso es todo, muchísimas gracias, con su permiso..

Y tu… ¿haz hecho hoy tu mejor esfuerzo?
Por eso, haz tu mejor esfuerzo, aún con las tareas más sencillas, ya que de otra forma nadie nos confiará tareas de mayor importancia.

Col.3:23-24 “Y todo lo que hagais, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.”

Pisadas

Tags: , , , ,


nuestra relacion con dios destacados , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianosAndrés Bonar solía decir que siempre es fácil observar y seguir las pisadas de una persona si andamos muy cerca por detrás de ella, pero que si nos quedamos un poco lejos, resulta más difícil.

De la misma manera, si seguimos de cerca al Maestro nos será fácil ver el camino, pero si tratamos de seguirle de lejos muy difícil nos será conocer cuál sea el sendero.

2 Samuel 22:37 “Tú ensanchaste mis pasos debajo de mí, Para que no titubeasen mis rodillas”
Job 31:4 “¿No ve él mis caminos, Y cuenta todos mis pasos?”
Job 34:21 “Porque sus ojos están sobre los caminos del hombre, Y ve todos sus pasos”

Salmos 37:23 “Por Dios son ordenados los pasos del hombre, Y aprueba su camino”
Proverbios 4:12 “Cuando anduvieres no se estrecharán tus pasos; Y si corrieres, no tropezarás”

La Mano del Maestro

Tags: , , , , ,


devocionales cristianos2 destacados , pensamientos cristianos, oraciones cristianas, mensajes cristianos para jovenes, devocionales cristianosEstaba golpeado y marcado y el rematador en una subasta y pensó que por su escaso valor, no tenía sentido perder demasiado tiempo con el viejo violín, pero lo levantó con una sonrisa.

-¿Cuánto dan señores? -gritó-, ¿quién empezará a apostar por mí?
-Un dólar, un dólar- alguién replicó, después dos dólares.
-¿Sólo dos?
-Dos dólares y ¿quién da tres?, tres dólares, a la una; tres dólares a las
dos; y van tres…

Pero NO, desde el fondo de la sala un hombre canoso se adelantó y recogió el
arco; luego, después de quitar el polvo del violín y estirado las cuerdas
flojas, las afinó y tocó una melodía pura y dulce como un coro de ángeles.

Cesó la música y el rematador, con una voz silenciosa y baja dijo: -¿Cuánto
me dan por el viejo violín? y lo levantó en alto con el arco.

-Mil dólares y… ¿quién da dos? -¡Dos mil!, ¿Y quién da tres? Tres mil a la
una, tres mil a las dos; y se va y se fue, -dijo.

La gente aplaudía, pero algunos decían: “No entendemos bien, ¿qué cambió
su valor?”. La respuesta no se hizo esperar: “¡La Mano del Maestro!”
Que una melodía celestial brote hoy de tu vida, si te dejas usar en las manos del Maestro por excelencia.

Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.