Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Arreglando el lío

Lectura: Rut 1:15-22

Cuando nos encontramos con Noemí en las Escrituras, su vida es un lío. Ella y su esposo habían partido hacia Moab buscando alimento durante una hambruna. Mientras estuvieron en dicho país, sus dos hijos se casaron con mujeres moabitas y la vida les sonreía; hasta que el esposo y los hijos de Rut murieron y ella se quedó estancada y viuda en un país extranjero.

Aunque Noemí era honesta en cuanto a su dolor, obviamente tenía la sensación de quién tenía el control: «Jehová ha dado testimonio contra mí, y el Todopoderoso me ha afligido» (Rut 1:21).

La palabra hebrea para «Todopoderoso» (Shaddai) indica la suficiencia de Dios para cualquier situación. La palabra «Jehová» (Yahweh) se refiere a Su fidelidad como el Dios amoroso que guarda el pacto. Me encanta cómo Noemí junta estos dos nombres. En medio de su queja, ella jamás perdió de vista el hecho de que su Dios era un Dios capaz y fiel. Y, ciertamente, Él demostró Su capacidad para librarla a ella y Su fidelidad para cuidar de ella al final.

Si parece que no hay salida para tu desesperación, recuerda que el Dios de Noemí también es tu Dios. Y Él se especializa en arreglar nuestros líos para sacar de ellos resultados buenos y gloriosos. Afortunadamente, Él es capaz y fiel. Así que, cuando tu vida esté hecha un lío, ¡recuerda quién es tu Dios! —

Da un paso hacia atrás y observa al Señor arreglar tu lío para convertirlo en un resultado glorioso.



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: