Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Dios cumplirá su propósito en ti

Dios está más interesado que vos en que cumplas tus sueños, porque son sueños que Dios mismo puso en tu corazón esos sueños.

Jeremías 29.11-13 Los planes que Dios tiene para nosotros son hermosos. Es por esto que no hay nada más sabio que hacer la voluntad de Dios y nada más tonto hacer lo que Dios NO quiere.

Algo que influye mucho en nuestros sueños es nuestra IDENTIDAD. Lo que pensamos de nosotros mismos muchas veces determina lo que somos y lo que hacemos. Determina nuestra manera de ver las cosas. Esto se puede ver en el 2do mandamiento: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Si nos fijamos, para poder amar a los demás primero debemos amarnos a nosotros mismos, si nosotros no nos amamos, no podemos amar a los demás.

Si pensamos que somos una basura vamos a actuar y a responder a los demás como si fuésemos una basura.

Si nosotros pensamos que vamos a tener un pobre futuro no nos importará hacer cosas para cambiar eso, porque ya estamos convencidos de que nuestro futuro es una porquería. En cambio si confiamos en la palabra que Dios nos da de que tiene planes de bienestar para nuestras vidas. Y si nos damos cuenta de que Dios quiere para nosotros mucho más de lo que nosotros soñamos y pensamos Efesios 3:20 vamos a tratar de no arruinar nuestro futuro y tendremos cuidado de nuestras acciones presentes.

Muchas veces lo que nosotros pensamos de nosotros mismos está condicionado por lo que los demás piensan de nosotros, eso ESTÁ MAL! Si David hubiese pensado de él lo que sus hermanos y su padre pensaban de Él, no hubiese llegado a ser lo que fue! La única opinión que nos debe interesar es la opinión que Dios tiene de nosotros. Y Dios tiene los más maravillosos pensamientos de ti.

El Señor cumplirá en mí su propósito. Tu gran amor, Señor, perdura para siempre; ¡no abandones la obra de tus manos! Salmos 138.8

DIOS  CUMPLIRÁ  SU  PROPÓSITO  EN  TI  PORQUE  TE  AMA!!!

Así que, “…no te sorprendas de tener que afrontar problemas que ponen a prueba tu confianza en Dios. Eso no es nada extraño. Al contrario, alégrate de poder sufrir como Cristo sufrió, para que también te alegres cuando Cristo regrese y muestre su gloria y su poder.” 1 Pedro 4.12-13

Por eso, “Sigamos confiando en que Dios nos salvará, y no dudemos ni un momento, porque él cumplirá lo que prometió“. Hebreos 10.23



Ultimos comentarios
  1. cele
  2. Cele

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: