Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La elección

LEA:  Génesis 2:16-17; 3:1-8
De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás. —Génesis 2:16-17
Observaba cómo una joven madre trataba de hacer que su hijito de dos años se decidiera. «Puedes escoger pescado o pollo», le dijo. Ella limitó la elección a dos cosas porque el niño era demasiado pequeño para entender más allá de ello. A menudo, la elección ofrece una mayor variedad de opciones, y también debe permitirle a la persona rechazar las alternativas.

Adán y Eva se encontraban en el mejor de los ambientes posibles. Dios les había dado la libertad de comer de todos los árboles en el Edén. ¡Él sólo puso límites alrededor de un árbol! Ellos podían elegir, y no hacía falta ser muy inteligente para escoger sabiamente. Pero su elección fue trágica.

Algunos culpan a Dios por lo que consideran son Sus restricciones. Incluso puede que LE acusen de tratar de controlar sus vidas. Pero Dios nos da a elegir, así como lo hizo con Adán y Eva.

Sí, Dios establece límites, pero son para nuestra protección. David lo entendió. Escribió, «Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos… más que todos mis enseñadores he entendido… porque he guardado tus mandamientos. De todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu palabra» (Salmo 119:98-101).

Dios se preocupa tanto por nosotros que nos pone límites para que elijamos lo que es correcto.



Ultimos comentarios
  1. rossy morales
  2. rossy morales
  3. ROSMERY CASTRILLON B
  4. vicente alarcon torres

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: