Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Oraciones poderosas de la palabra de Dios

Praying“Me empaparé de la Palabra de Dios porque es vida y está llena de poder y es más aguda que espada de doble filo”.

Juan 16. 13- Pero cuando Él, el Espíritu de Verdad venga, Él os guiará  a toda verdad, porque no hablará por él mismo, pero todo lo que él ha de oír, él ha de hablar y él os hará saber las cosas que han de acontecer.

La Palabra de Dios da Discernimiento, luz y comprensión.

(Oración)

Me empaparé de la Palabra de Dios porque es vida y está llena de poder – es más aguda que espada de doble filo, exponiendo, tamizando, analizando y juzgando los pensamientos y propósitos de mí corazón.

Oro creyendo que El Señor me da conocimiento profundo y claro de su voluntad y creo que me da la capacidad de discernir las cosas espirituales. Yo discierno entre el bien y el mal y elijo por mí mismo lo que es correcto.

No tomo parte en el mal, sino por el contrario, me esfuerzo para vivir mi vida en contraste para exponer y condenar las obras de las tinieblas.

Yo he entregado mi corazón a Dios y someto mi voluntad a Él.

Medito en sus Proverbios.

Dios me los ha dado para que yo pueda ganar “Sabiduría Divina” y pueda ser capaz de discernir y comprender palabras de comprensión y entendimiento. Mi adoración reverente y mi temor del Señor producen conocimiento, los cuales guardo en mi mente y corazón.

No dejo que la sabiduría y el discernimiento se aparten de mi vista porque son adorno a mi ser interior y un ornamento de Gracia para mi ser. Camino en seguridad y confianza verdaderas. Cuando me acuesto no tengo miedo de dormir profundamente.

Dios discierne y entiende mis pensamientos desde lejos. Él busca y revela lo profundo y escondido que hay en mi corazón. Cuando escucho su voz y confieso mis pecados a Dios, sin ocultarlos, Él inmediatamente me perdona y limpia mi corazón de toda maldad. Yo valoro esto porque es su excelencia, para que yo pueda mantener mi corazón puro y sincero hasta que Cristo vuelva.

Deuteronomio 7:9- Conoce, pues, que Jehová tu Dios, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.

¡Mi Dios Es Un Dios Fiel, Que Guarda Su Pacto Y Firmeza Amo r Y Misericordia A Los Que Le Aman Y Guardan Sus Mandamientos !

Tu eres el mismo ayer, hoy y siempre. Tu fidelidad no depende de mí. Aun cuando no creo, o cuando tropiezo dejando de serte fiel, tú permaneces fiel a tu palabra y a la rectitud de tu carácter. Tú eres mi roca. Tu obra es perfecta, y tus sendas son justas y rectas.

Soy feliz, bienaventurado y dichoso porque Dios es quien me ayuda.  El ha hecho el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay, y su fidelidad es por siempre. Me muestra su bondad cada mañana y su fidelidad por la noche.

El Poder Divino de Dios me provee con todo lo que mi vida necesita y su bondad es conmigo por mi conocimiento de él en lo personal.

Él de da sus promesas enormes y preciosas, por ellas puedo escapar de la corrupción y de la decadencia moral presente en el mundo de hoy. Su palabra sale de su boca y no regresa vacía, no regresa sin producir ningún efecto. Por el contrario, logra exactamente aquello por lo cual son proferidas. Tú, OH Señor eres mi refugio y mi escudo. Pongo mi esperanza en ti, porque tus promesas son fieles a tu palabra.



Ultimos comentarios

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: