Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

El rechazo en la vida de Mefi-Boset

Introducción:
leamos 2 Samuel 4:4
Era un pequeño niño de tan solo 5 años, y quedó lisiado para el resto de su vida.
¿Pueden imaginarlo?
Diferente a todos sus amiguitos, no podía correr, ni saltar, ni caminar,
seguramente lo mirarían como al “diferente”, y dirían: que vamos a estar con él, si no puede hacer nada de lo que a nosotros nos gusta, y se alejaban de el, dejándolo solo.
Muchas veces, no es precisamente nuestro cuerpo el que está lisiado, sino nuestra alma, y es justamente debido al rechazo que experimentamos de las personas que más amamos.
Desarrollo
¿Cómo definirían el rechazo? Hace poco leí una definición, que creo es la que más se adapta a lo que quiero compartir

*EL RECHAZO ES BRINDAR AMOR SIN QUE NADIE LO QUIERA, O DESEAR AMOR Y NO RECIBIRLO.

¿Qué sentimientos puede anidar el corazón de una persona que experimenta el rechazo?
Todos necesitamos AMOR, ACEPTACION Y APROBACION, de parte de los que nos rodean.

Sin embargo:
El ser rechazados provoca en nuestro corazón una herida que no solo duele, sino que también nos hace sentir desvalorizados, poca cosa, incapaces de satisfacer las expectativas que tienen de nosotros, podemos llegar a sentirnos culpables por esta incapacidad. Nos paraliza, nos aísla y llegamos a pensar cosas terribles de nosotros mismos:-no sirvo para nada.-no hay nada bueno en mi.-soy una porquería.-para que habré nacido.-nunca nadie me va a querer.-soy horrible. Etc.

Todo esto provoca un gran conflicto interno que solo Dios con su gran Amor y su infinita misericordia, puede resolver.

Leamos 2 Samuel 9
Dios NO nos ve como nosotros nos vemos a nosotros mismos, ni piensa de nosotros como nosotros pensamos. Somos para El especial tesoro, y nos cubre de su misericordia y de su amor.

Vs 1 Fijense,
David no pregunto: -¿Hay alguien que merezca?,-¿Hay alguien que reúna los requisitos?
-¿Hay alguien inteligente que me pueda servir?- ¿Hay alguien totalmente sano y hermoso para incorporarlo al ejercito?
Solo pregunto lleno de gracia y amor de Dios: ¿Hay alguien?
De la misma manera hoy, aquí, Dios pregunta ¿Hay alguien? El solo quiere bendecir nuestras vidas, y hacernos ver que no importa lo que pensemos nosotros de nosotros mismos. El nos ama igual, nos acepta tal cual somos, El confía en nosotros, solo El sabe el verdadero valor que tenemos, porque El es nuestro creador.

Vs3 Miren la respuesta de Siba ¿Hacia falta que aclarara lisiado de los
pies?, suena a menos precio. ¿Cuántas veces tenemos que soportar algún apodo molesto que solo humilla?
Sigamos leyendo vs 4 y 5 Al rey no le importó el comentario de Siba, El solo quería hacer misericordia, exactamente como Dios con nosotros.


Conclusión

Vs 7-13 El rey David, restaura en su posición a Mefi-Boset, le devuelve todo lo que le pertenecía, hace misericordia con el.
Aquí Dios muestra su amor incondicional, no importa como lleguemos al Señor, en que estado lleguemos, heridos, menospreciados, abandonados, lisiados, humillados.

Vs8 Mefi-Beset se sentía como un perro muerto. Que ironía!!!!!!, que
mentalidad!!!!!!!!!!, totalmente acomplejada y subestimada!!!!!!!!!
Analicemos un poco: Su abuelo rey, su padre príncipe, pertenecía a la flia. real!!!!!!!!! sin embargo se sentía y se consideraba igual que un perro, y encima muerto
¿Cómo te sentís vos? ¿Qué piensas de vos?

Nosotros también pertenecemos a la flia. Real, veamos lo que dice Dios de nosotros:
“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable”. 1 Pedro 2:9

Dios nos ama!!!!!!!!! Y nos hace sentar a su mesa.
No creen ustedes que es un despropósito estar torturándonos con
pensamientos negativos a cerca de nosotros mismos. Cuando tenemos un Dios todopoderoso que tiene misericordia y verdadero amor hacia nosotros?

¿Se imaginan a Mefi-Boset? Debe haber estado aturdido, tratando de
convencerse que lo que estaba viviendo era real y no un sueño.
Como nosotros, cuando descubrimos ese gran amor que Dios nos da sin que lo merezcamos, y sentimos su abrazo, su aceptación su aprobación.

“Él levanta del polvo al pobre y saca del muladar al necesitado; los hace sentarse con príncipes, con los príncipes de su pueblo”.  Salmos 113:7-8

Y esa promesa hermosa que trae tanta seguridad y protección a nuestras vidas:
Dice El Señor: ” La nación que toca a mi pueblo, me toca la niña de mis ojos. ” Zacarías 2:8B

Nos está diciendo que Él nos defiende.
También leemos en Salmos 27:10: “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá”

Solo permitan, que Dios los colme con su AMOR!!!!!!!!!!!!!!

Escrito por María del Huerto Zarzoso



Ultimos comentarios
  1. cele
  2. Elia Enid
  3. Joanne
  4. lulu
  5. mar
  6. Amanda
  7. anabelle matarrita bonilla
  8. Montoyafana
  9. Maggy
  10. Ivette
  11. alfredo
  12. Julia
  13. caro
  14. MARIBEL ESTHER SANCHEZ CABARCAS
  15. monica
  16. Myrna
  17. Francisca
  18. CECI
  19. Dios Hara Cosas Grandes
  20. rosita
  21. armenis
  22. Gaby D' Bello

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recibe las nuevas
reflexiones en tu correo!

Escribe tu dirección de email: