«Criminal nato, producto del alcohol»

(15 de noviembre: Día Mundial contra el Abuso del Alcohol)

«Nos lanzamos a la calle, a la caza de personas que algo pueden contarnos; personajes que con su charla amena nos ayudan a la elaboración del programa La calle donde tú vives….

»Tenemos a varias personas en la “lista”…. Allí está con el número uno el nombre de un conocido periodista, escritor y cronista: Efraín de los Ríos.

»Verificamos la dirección: Colonia Centroamérica, Zona 7, Guatemala….

»Entramos frente a quien escribió la obra que lo inmortalizará: Ombres contra hombres; y otras más…. La entrevista… principia de la siguiente manera…:

»—Inicialmente, don Efraín, quisiera que… nos hiciera una semblanza del tristemente célebre criminal guatemalteco Roberto Isaac, conocido como “Tata dios”.

»—Muchas gracias, joven amigo…. Tuve la oportunidad de tratar a “Tata dios” por espacio de seis años con veintidós días, tiempo que permanecí prisionero en los callejones de la Penitenciaría Central.

»”Roberto Isaac era un hombre alto de casi dos metros, blanco, de mediana ilustración, franco, interesado y un artista para trabajar el hueso y el cacho…. ‘Tata dios’ es el ejemplo más claro de la criminalidad producida por el alcoholismo. Una vez yo, aburrido del callejón de los políticos, me fui a platicar con él en el lugar donde tenía su mesa de trabajo y lo encontré risa y risa. ‘¿Por qué se ríe, don Beto?’, le pregunté; y él me contestó: ‘Callate, vos; le estaba contando a los muchachos que cuando yo salga de aquí ya no voy a chupar porque eso es malo, ¿verdad, vos?’ Y se rió burlonamente. ‘¿Y por qué, don Beto?’, le pregunté. ‘Fijate, vos —me dijo—. Me tomo el primer trago muy contento; me tomo el segundo mejor; pero al tercero empiezo a calentarme, y al cuarto luego me entran ganas de meterle el cuchillo a un cristiano. ¿Verdad que no está bueno eso, vos?’

»”… ‘Tata dios’…, criminal nato, producto del alcohol, era verdugo; era él llamado a azotar a los presos y torturarlos. Una vez había vapuleado a un pobre preso, y al otro día [pasa] por la bartolina donde el otro infeliz [está] tomando el sol, y tiene el cinismo de decirle —eso lo presencié yo—: ‘Ydiay, vos, ¿qué te pasó? Ahi te dejo unos tus cigarros.’

»”Una frescura, un sadismo desconcertante y frío.1

Tiene toda la razón el periodista Efraín de los Ríos en esta entrevista que le concedió a su joven colega guatemalteco Héctor Gaitán, publicada en la versión impresa de La calle donde tú vives, Tomo 2: Los efectos del alcohol son graves y pueden llegar a ser criminales, tal como don Efraín lo atestiguó en el caso de Roberto Isaac. Es que en aquel criminal apodado «Tata dios» se cumple el siguiente «dicho de los sabios» publicado en el libro de los Proverbios, uno de treinta dichos inspirados por el verdadero «Tata Dios», que creó el cuerpo humano:

¿De quién son los lamentos? ¿De quién los pesares?
        ¿De quién son los pleitos? ¿De quién las quejas?
        ¿De quién son las heridas gratuitas?
        ¿De quién los ojos morados?
¡Del que no suelta la botella de vino
        ni deja de probar licores!

No te fijes en lo rojo que es el vino,
        ni en cómo brilla en la copa,
        ni en la suavidad con que se desliza;
porque acaba mordiendo como serpiente
        y envenenando como víbora.2

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1 Héctor Gaitán Alfaro, La calle donde tú vives, Tomo 2, 2a. ed. (Ciudad de Guatemala: Litografías Modernas, 1989), pp. 33-35.
2 Pr 23:29-32

Un Mensaje a la Conciencia

Comparte:
Palabras claves:, , ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *