«El otro deporte que levanta pasiones en Brasil»

«¿Sabe cuál [fue] la entrada más buscada por los brasileños para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016? —preguntó el diario BBC Mundo tan sólo dos semanas después de que se [abriera] la inscripción para el primer sorteo de entradas para los Juegos—. Sería lógico pensar que se tratara de la final de los 100 metros planos con Usain Bolt buscando su tercer oro olímpico o, en su defecto, la final del torneo de fútbol, título que ni Neymar ni todos los jugadores en la historia de la canarinha [habían] podido conseguir. Pero no era ninguno de esos eventos —respondió el diario mismo.

»El deporte que más solicitudes de boletos [había] tenido en Brasil, y por un margen considerable, [era el] voleibol…. Doscientos mil brasileños se [habían] registrado con el deseo de… presenciar su deporte favorito. [El] 27% de esas solicitudes colocaron el voleibol como primera opción, mientras que el fútbol se [mantuvo] en un distante segundo lugar con un 21,9%…. Y eso que las entradas para los partidos de voleibol se [encontraban] entre las más caras de los juegos, junto a las de natación y atletismo. Un boleto para la final [costaba casi lo mismo que] la final de los 100 metros planos… que tradicionalmente ha sido el evento estrella en la historia de los Juegos Olímpicos.

»[Es que] el voleibol, en su versión más común, tiene todos los ingredientes que fascinan a los brasileños: mucha acción, emoción, drama, atractivas personalidades, superatletas que se transforman en modelos, inversión y, sobre todo, títulos. Desde que el equipo masculino venció a la Unión Soviética en [el Mundialito de] 1982, la popularidad del deporte ha ido en un continuo ascenso.

»Tras ese triunfo, Brasil disputó una especie de revancha contra el combinado soviético en un [partido] amistoso jugado en el estadio Maracaná, el templo del fútbol, que atrajo a 95.887 espectadores, el mayor [número] jamás conseguido en la historia del voleibol. El crecimiento ha estado acompañado por buenos resultados, tanto en masculino como femenino….

»En femenino, Brasil conquistó el oro… en los… Juegos Olímpicos [de 2008 y 2012], mientras que en masculino sumó ocho títulos en la Liga Mundial de Voleibol entre 2000 y 2010.

»Pero cuando las expectativas son tan altas, más fuerte puede ser la caída. El equipo masculino dejó escapar una ventaja de dos sets para perder contra Rusia en Londres 2012, y ninguna de las dos selecciones [pudo] subir a lo más alto del podio en los Mundiales de Voleibol en 2014.

»De no colgarse la medalla [de oro] en Río 2016 —concluyó la BBC— muchos aficionados lo verían como una catástrofe, semejante para algunos a la decepción vivida en el pasado Mundial de Fútbol.»1

¿Se ha preguntado alguna vez qué pasaría si un aficionado en tales circunstancias, haciendo todo lo posible por no volver a salir decepcionado, clamara a Dios pidiéndole que interviniera a favor de su equipo? De ser así, Dios bien pudiera responderle con las siguientes palabras del apóstol Pablo al referirse a los que han caído en tiempos pasados: «Todo eso les sucedió para servir de ejemplo…. Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer.»2

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1«El otro deporte que levanta pasiones en Brasil», Redacción BBC Mundo, 10 marzo 2015 <http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/03/ 150310_deportes_voleibol_brasil_olimpicos_rio_2016_jmp> En línea 4 febrero 2016.
21Co 10:11,12

Un Mensaje a la Conciencia

Palabras claves:, , , , ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *