«La mejor familia del mundo»

(Día Internacional de la Familia)

«Una bonita mañana de mayo, Carlota estaba jugando en el jardín del orfanato cuando la directora la llamó a su despacho. “Te ha adoptado una familia, Carlota. Vendrán por ti mañana”, dijo….

»Carlota cruzó los dedos y pidió un deseo: “Espero que sea la mejor familia del mundo.” Esa noche, Carlota no podía dormir de los nervios y pensó en cómo sería la familia perfecta.

»Si la adoptaba una familia de pasteleros, viviría en una pastelería. Podría pasar el día entre tartas, torteles, bollos y bombones…. Sin duda, ¡una familia de pasteleros sería la mejor familia del mundo!

»Aunque pensándolo mejor… si la adoptaba una familia de piratas, viviría en un barco pirata. Podría navegar por los siete mares… y buscar tesoros de doblones de oro…. Sin duda, ¡una familia de piratas sería la mejor familia del mundo!

»Aunque pensándolo mejor… si la adoptaba una familia de domadores, viviría en un circo. Podría pasar el día jugando con los tigres….  Llevaría un tigre de bengala al colegio para ser la más popular del recreo. Sin duda, ¡una familia de domadores sería la mejor familia del mundo!

»Aunque pensándolo mejor… si la adoptaba una familia de astronautas, viviría en una nave espacial. Podría visitar todos los planetas…. Contaría estrellas para dormirse por las noches. Sin duda, ¡una familia de astronautas sería la mejor familia del mundo!

»Aunque pensándolo mejor… Con sorpresa, Carlota miró la ventana y descubrió que ya se había hecho de día. ¡Había pasado la noche entera sin dormir, y su nueva familia ya había llegado a buscarla!

»Los Pérez.

»Leonor, la nueva madre de Carlota, es funcionaria de correos. No es pastelera pero, todas las tardes al volver del cole, nunca se olvida de comprarle a Carlota una enorme palmera de chocolate para merendar.

»Roberto, el nuevo padre de Carlota, es agente de seguros. No es un pirata, pero le encanta jugar con Carlota a buscar tesoros escondidos en el descampado del barrio.

»Elvira, la nueva abuela de Carlota, está jubilada. No es domadora de tigres, pero tiene dos gatos, Bigotes y Bruno, que se pasan el día dormitando en su regazo y les encantan las sardinas.

»Pedro, el nuevo hermano de Carlota, estudia en el mismo colegio que ella. No es astronauta, pero ha decorado el techo del dormitorio con estrellas que brillan en la oscuridad para que él y Carlota puedan contarlas por la noche antes de dormir.

»Y así, bajo el cielo estrellado de su habitación, Carlota Pérez por fin pudo dormir y no tuvo que imaginar más.

»Había conseguido la mejor familia del mundo.»1

Este cuento de la escritora madrileña Susana López Rubio, con el que se adjudicó uno de los cinco segundos premios del Segundo Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed,2 resalta la gran importancia que tiene el formar parte de una familia, así como la noble opción que es la adopción en los casos de niños que no tienen ninguna. Ahora sólo falta que más padres de familia, inspirados por historias como esta, decidan adoptar a uno o más niños, siguiendo así el ejemplo de nuestro Padre celestial, que por su gran amor «nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo» a fin de que formáramos parte de su familia divina.3

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1Susana López Rubio, «La mejor familia del mundo» <http://www.educared.org.ar/imaginaria/biblioteca/ pdf/Lopez‑Rubio‑La‑mejor‑familia‑del‑mundo.pdf> En línea 16 octubre 2007.
2«Resultado del 2o. Concurso Internacional de Cuentos para Niños de Imaginaria y EducaRed», Imaginaria, No. Especial: Buenos Aires, 21 septiembre 2005. <http://www.educared.org.ar/imaginaria/16/4/resultado‑concurso.htm> En línea 16 octubre 2007.
3Ef 1:4,5

Un Mensaje a la Conciencia

Palabras claves:, , ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *