Los planes de Dios son mejores

El otro día jugaba con mi sobrino de 6 meses, estábamos sentados en un tapete  de hule sobre la alfombra, habían muchos peluches, juguetes para morder especiales para su dentición, juegos de colores y muchas cosas de música y colores, sin embargo ¿Qué crees?, él  bebé estaba más interesa en morder el tapete en el que estábamos, yo lo alejaba, pues   era de hule y quizá podría ser , tóxico,lloraba, se molestaba y regresaba al tapete, empecé a cantar y  lo entretuve  en otras cosas y al fin se olvide del tapete. Vino a mi mente claramente, que eso es lo que nosotros hacemos en nuestra vida. Dios nos dio todo lo necesario para vivir, incluso dejo instrucciones precisas de lo que debemos y no hacer, los beneficios y consecuencias de obedecer y desobedecer. Sin embargo, ¿qué hacemos?, vamos a lo que No debemos, cuando Dios en su infinita misericordia nos lo quiere quitar nos aferramos, aun sabiendo en el fondo que nos daña, que terminaremos mal, nos justificamos, pataleamos y… no tan fácil  lo soltamos, como la canción o el juguete con el que logre cambia la atención de mi sobrino, al final querido hermano, nos traerá mucho dolor, simplemente porque lo que estamos haciendo no está en los planes de Dios.

Es claro que los planes de Dios no son nuestros pensamientos, están por encima de los nuestros. Nuestra manera de pensar está envuelta  de pecado, de defectos, los de Dios son perfectos y puros, por lo tanto cualquier plan que tengamos tiene que ser sometido a Él, mi agenda tiene que estar siempre escrita con lápiz, no con tinta, para que Dios borre y cambie a su antojo.

 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”

Jeremías 29:11

Deseo que sea de bendición para tu vida.

Betty Valdés .

 



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *