«¡Viva Uruguay y viva Chile!»

(Víspera del Partido Premundial Chile-Bolivia)

«Casi nadie sabe que Ulises Saucedo fue el protagonista boliviano más importante en el [primer Mundial de Fútbol, Uruguay 1930]. La razón [es que] no sólo fue [director] técnico de Bolivia, sino también árbitro y juez de línea en varios encuentros del campeonato. Fue árbitro en [uno de los partidos] y juez de línea en cinco [de los otros en que, por supuesto, no jugaba Bolivia]. Pero lo más importante de su participación fue sin duda el haber actuado como juez de línea en el partido final de la Copa, [en] el que… Uruguay [derrotó a] Argentina…. Se trata, en consecuencia, del único árbitro boliviano en la historia que ha sido parte de la terna encargada de arbitrar una final de la Copa del Mundo.» Así lo afirma el respetado historiador y periodista boliviano Carlos Mesa.1

Hay otro dato muy curioso con relación a ese Mundial. «A Bolivia le tocó el Grupo 2 junto a Brasil y Yugoslavia. Su debut se produjo el 17 de julio de 1930 en el estadio Parque Central de la capital uruguaya con cancha llena. La ficha oficial de la FIFA registra para ese encuentro 18.306 espectadores. Los nuestros —comenta acerca de Bolivia el escritor Mesa— se compraron al público montevideano al salir cada uno con una letra en su camiseta blanca. A la hora de una de las fotos en la instantánea, se [podía] leer “VIVA URUGAY”. ¡Faltaba una U [porque] sólo posaron diez jugadores!»2 (Los bolivianos enfrentaban a los yugoslavos, que eran los favoritos, y creían que el apoyo local sería clave para ganar el partido y clasificar a las semifinales; pero el encargado de portar la tercera U de URUGUAY tuvo un problema estomacal y no llegó a la foto.3) «Sin embargo, en los archivos de ese torneo hay dos fotos, una en la que posan de pie con la leyenda completa, y otra, la más conocida, en la que forman en la pose tradicional donde sí falta una letra.»4

Quince años más tarde, durante el Campeonato Sudamericano de Fútbol de 1945 celebrado en Chile, la delegación boliviana se atrevió a hacer otra presentación parecida. Como se trataba de saludar al pueblo chileno, sus jugadores lucieron camisas estampadas con letras que unidas decían: «VIVA CHILE». Menos mal que esta vez no sufrieron ninguna baja.5

En 2016 —¡setenta y un años después!— esa foto de la Selección de Bolivia saludando a Chile con las letras «VIVA CHILE» en sus camisetas fue publicada en Twitter. Claudio Contreras comentó: «Siempre respetuosos y educados los bolivianos», y Luis Hinojosa añadió: «¡Definitivamente otros tiempos, [en que] había respeto por el prójimo!»6

Los dos tienen razón. El pueblo boliviano, en efecto, tiene fama de honrar a todo el mundo y de tratar al prójimo con respeto, tal como nos manda el apóstol Pedro. Volvamos a nuestras raíces e imitemos todos ese noble gesto. Y no dejemos de honrar además a Dios, como también nos manda San Pedro. Pues Dios, a su vez, honra a quienes lo honran.7

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1Carlos D. Mesa Gisbert, «Las anécdotas mundiales de Bolivia», Revista Cábala, 24 julio 2018 <http://www.revista-cabala.com/2018/07/24/las-anecdotas-mundiales-bolivia>; «Bolivia en los Mundiales», Revista Cábala, 23 abril 2018 <http://www.revista-cabala.com/2018/04/23/box 2016-1945livia-los-mundiales-11930> En línea 27 mayo 2020; y «Bolivia en la Copa del Mundo, Capítulo 1. Uruguay 1930», Historia del Fútbol Boliviano: 1896-2019, 12 junio 2014 <https://historiadelfutbolboliviano.com/2014/06/12/ bolivia-en-la-copa-del-mundo-capitulo-1-uruguay-1930/#more-2556> En línea 28 mayo 2020.
2Ibíd.
3«“Viva Urugay”: El mensaje fallido de los bolivianos en el Mundial 1930», WinSports.co, 26 junio 2014 <https://www.winsports.co/futbol-colombiano/liga-aguila/ noticias/viva-urugay-el-mensaje-fallido-de-los-bolivianos-en-el-mundial-1930-29993> En línea 27 mayo 2020.
4Carlos Mesa
5«“Viva Urugay”
6<https://twitter.com/alb0black/status/773306330295795712?lang=en> En línea 16 marzo 2020.
71P 2:17; 1S 2:30

Un Mensaje a la Conciencia

Palabras claves:, ,


Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *