«Una clase de amor completamente diferente»

landscape
Imagen por Leland Paul

En este mensaje tratamos el siguiente caso de una mujer que «descargó su conciencia» de manera anónima en nuestro sitio www.conciencia.net, autorizándonos a que la citáramos:

«Hace once años me casé…. Tenemos un hijo de nueve años…. Recién me enteré de que mi esposo tiene una bebé de siete meses con otra mujer…. Decidí perdonarlo. Él dice no tener nada que ver con la madre de la bebé.

»Sin embargo… no sé cómo reaccionar. No sé cómo sacarme esta tristeza y dolor. He sufrido tres abortos en estos años, y no puedo concebir más niños. Esto es algo indescriptible. Yo lo amo. He orado a Dios pidiendo que me ayude a sanar esta herida, pero simplemente se me apagó la felicidad.»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

«Estimada amiga:

»¡Cuánto sentimos lo que le ha pasado! Además de la tristeza de no poder tener más hijos, la engañó su esposo, y ahora a usted le espera un futuro incierto. El haber ocurrido todo esto al mismo tiempo le ha causado mucho dolor emocional.¡Con razón que se siente tan agobiada y afligida!

»Fue prudente la decisión de perdonar a su esposo. Se ha demostrado que el no estar dispuesto a perdonar acarrea dolencias físicas, incluso alta presión arterial y enfermedades inducidas por el estrés.1 El tremendo dolor emocional que usted está sintiendo sería peor si no hubiera estado dispuesta a perdonar.

»Claro que el plan de Dios es que practiquemos el perdón. Es más, su Hijo Jesucristo dijo que no podemos ser perdonados a menos que perdonemos a los demás.2 Eso quiere decir que el optar por perdonar tiene consecuencias positivas tanto físicas como espirituales.

»Sin embargo, las consecuencias naturales de la conducta de su esposo no desaparecen simplemente porque usted lo haya perdonado…. Si bien usted perdonó a su esposo, lo cierto es que él la engañó. Su matrimonio no tiene arreglo si él no deja de serle infiel. A él le corresponde ahora demostrar con los hechos que es digno de su confianza. Sin embargo, a usted le corresponde aceptar el hecho de que el amor y la atención que él le muestre a la bebita es una clase de amor completamente diferente del amor que siente por usted. Él debe demostrar que es digno de confianza, y a la vez ser un padre amoroso y sustentador para ambos hijos.

»Sería sabio de su parte que le pidiera a Dios que le infunda amor por esa bebita. Ninguna criatura merece que se le condene o deje de amar simplemente por las malas decisiones que tomaron sus padres biológicos. Nosotros conocemos a madres y a madrastras que han perdonado lo ocurrido en el pasado y han decidido cooperar la una con la otra en la crianza de un niño o de una niña, con amor de parte y parte. Esa bebita bien pudiera contribuir a traerle la felicidad que usted tanto anhela.»

Con eso termina lo que recomienda Linda, mi esposa. El consejo completo, que por falta de espacio no pudimos incluir en esta edición, se puede leer si se ingresa en el sitio www.conciencia.net y se pulsa la pestaña que dice: «Casos», y luego se busca el Caso 639.

Carlos Rey
Un Mensaje a la Conciencia
www.conciencia.net


1<https://www.hopkinsmedicine.org/health/wellness-and-prevention/ forgiveness-your-health-depends-on-it> [la salud/el bienestar y la prevención/el perdón-su salud depende de él] En línea 7 agosto 2020.
2Mt 6:15

Un Mensaje a la Conciencia



Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *